El Gobierno usa una respuesta parlamentaria para abroncar al PP por inventarse una supuesta negociación con Josu Ternera

«Ni las difamaciones ni los relatos de ficción van a cambiar la realidad», avisa, recalcando que ETA «fue derrotada» hace una década

El Gobierno ha aprovechado su respuesta a una pregunta escrita formulada por el PP para abroncarle por inventarse una supuesta negociación del Ejecutivo con el histórico líder de ETA José Antonio Urrutikoetxea, alias Josu Ternera, para al acercamiento de presos de la banda a las cárceles del País Vasco y para resolver el mal denominado «conflicto» vasco.

Diversos diputados del PP registraron una batería de preguntas en el Congreso a raíz de las declaraciones realizadas el pasado 25 de mayo por Josu Ternera en un coloquio internacional sobre la paz celebrando en la Asamblea Nacional Francesa, donde afirmó que, «pese a algunos acercamientos de la banda separatista armada, España está aún lejos de resolver todas las consecuencias del conflicto en el País Vasco».

Ante estas palabras, los miembros de la dirección del Grupo Popular Isabel Borrego y Carlos Rojas y la portavoz de Interior, Ana Belén Vázquez, pedían al Gobierno que aclarase si está manteniendo contactos y negociaciones con Josu Ternera y si forma parte del acuerdo con él el compromiso de acercar cinco presos de ETA cada viernes a cambio del apoyo parlamentario de Bildu.

«¿Qué otras contrapartidas, además de los acercamientos de los presos de ETA, está negociando con los miembros del entorno etarra para resolver el mal llamado conflicto vasco?», reza otro de los interrogantes del PP, que también instaba al Gobierno a aclarar, entre otras cuestiones, quiénes son los miembros de la izquierda abertzale y del entorno de ETA qué están negociando con el Gobierno y cuándo comenzaron dichas negociaciones.

TONO «DIFAMATORIO E INJURIOSO»

En su respuesta, recogida por Europa Press, el Gobierno comienza censurando «el claro tono difamatorio e injurioso» de las preguntas del PP, a cuyos diputados recuerda, en primer lugar, que «ETA fue derrotada por la sociedad española y por el Estado de Derecho hace más de 10 años» y a los que afea que desconozcan que la organización terrorista «no tuvo actividad» ya durante los años en los que el PP de Rajoy gobernó en España.

Además, el Ejecutivo se defiende de algunas acusaciones que el PP desliza en sus interrogantes recalcando que los acercamientos de presos responden a la aplicación de la legalidad vigente, y destacando la labor que realiza con las víctimas del terrorismo, que incluye «información puntual» sobre estos traslados, así como el incremento de las subvenciones respecto a las que existían durante los Gobiernos del PP. «Todo ello bajo el firme compromiso de preservar la memoria de este país, apostilla.

UTILIZACIÓN «INFAME» DE LAS VÍCTIMAS

También rechaza que los de Pablo Casado pongan en «entredicho» los principios de «profesionalidad, objetividad y neutralidad» que guían todas las actuaciones e investigaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cuyas condiciones laborales y retributivas, según remarca, han sido mejoradas por este Gobierno después de años de «recortes» y «maltrato profesional».

«Ni las difamaciones, ni los relatos de ficción como los que se contienen en esta iniciativa parlamentaria, van a cambiar la realidad: ETA fue derrotada y el Gobierno trabaja con un firme compromiso hacia los valores democráticos y la memoria de las víctimas y alineado, como no puede ser de otra manera, con el marco constitucional, que tan frecuentemente se ignora mediante este tipo de iniciativas que utilizan de manera infame a las víctimas del terrorismo y tratan de sembrar dudas infundadas sobre la labor de los servidores públicos», concluye el Ejecutivo.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La CIDH condena la muerte de tres militares en un ataque contra un convoy en el norte de Paraguay
La Casa Real felicita a Ray Zapata por la medalla de plata: «El trabajo duro es capaz de superar las peores lesiones»