Bolaños muestra su «dolor» por la «inaceptable» guerra en Ucrania y advierte de la vuelta de «etapas autoritarias»

Asegura que el compromiso «con la estabilidad y los valores democráticos» son «hoy más necesarios que nunca»

BERMEO (BIZKAIA), 26

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha expresado este sábado su «dolor» por «la «inaceptable» guerra en Ucrania provocada por Rusia, y ha advertido contra los proyectos «que buscan la división, la confrontación y el enfrentamiento, cuando no volver a otras etapas autoritarias». Por ello, ha asegurado que el compromiso «con la estabilidad y los valores democráticos» son «hoy más necesarios que nunca».

Bolaños ha participado este sábado en el homenaje a los trabajadores forzados que participaron en la reconstrucción de la vía férrea en Gernika y la ampliación entre Pedernales y Bermeo entre 1937 y 1958, durante el franquismo, como presos que defendieron la República. En el homenaje también ha intervenido el Lehendakari, Iñigo Urkullu, con quien el ministro ha mantenido previamente un encuentro.

Durante su discurso, Félix Bolaños ha agradecido al lehendakari, Iñigo Urkullu, la «hospitalidad» mostrada, y ha valorado las políticas de memoria desarrolladas por el Ejecutivo vasco durante los últimos años.

Asimismo, ha destacado que la democracia en el Estado español «se asienta sobre pilares estables», y ha subrayado la importancia del compromiso «con la estabilidad y con los valores democráticos, que hoy es más necesario que nunca».

En este sentido, ha avisado de que «hay proyectos que buscan la división, la confrontación y el enfrentamiento, cuando no volver a otras etapas autoritarias». «Asistimos, con el corazón encogido, al dolor de la guerra provocada por una vulneración flagrante de la legalidad internacional, que ha cometido Rusia», ha manifestado.

A su juicio, es «un desafío al orden mundial y europeo, es un desafío a los valores democráticos y de derechos humanos que persigue toda la Unión Europea, y tiene unas consecuencias catastróficas, sobre todo en vidas de inocentes que hoy se pierden en Ucrania como consecuencia de la inaceptable violación del derecho internacional que ha cometido Rusia». «Nuestra condena más rotunda desde las instituciones democráticas y el Gobierno español», ha añadido.

Félix Bolaños ha asegurado que en Europa se sabe «bien que hay que trabajar día a día para consolidar la democracia y los derechos humanos». «Y también conocemos, por la historia y por la memoria, lo difícil que es superar estas heridas que durante décadas se perpetúan en la historia de los pueblos», ha indicado.

Además, ha remarcado que «iniciar una guerra y que mueran seres humanos inocentes no es defender intereses políticos, económicos o geoestratégicos, sino simplemente acabar con la vida de inocentes».

«Eso es una guerra y ese es el horror de la guerra que estamos viviendo estos días en Ucrania. Todas las formas de violencia son inaceptables como medio para resolver disputas políticas y diferencias. La violencia es siempre es inaceptable y, por eso, una guerra es un mal que deshonra a la humanidad. Es un fracaso», ha remarcado.

Por ello, ha apostado por estar «alerta», ya que la democracia, la libertad y los derechos fundamentales que contienen sociedades avanzadas, «como tenemos en Euskadi y en el resto de España, se cimentan en trabajar durante años por respetar la pluralidad de nuestros pueblos».

«También sufrimos para conquistar las libertades en España y, por eso, debemos recordarlo cada día, sobre todo en contextos como el actual», ha enfatizado. En este sentido, ha manifetsado que «las diferencias se dilucidan con diálogo, un diálogo que el Gobierno de España práctica».

HOMENAJE

En su intervención, Bolaños ha destacado la importancia del homenaje a las víctimas de trabajos forzados en el ferrocarril durante la Guerra Civil y el franquismo, en un régimen de «semiesclavitud», personas que «dieron tanto de su vida para que España y el País Vasco sean una sociedad democrática».

«Aquella figura de la redención de penas por el trabajo no era más que una aberración y un símbolo más de la crueldad del régimen franquista», ha añadido.

Bolaños, que ha resaltado que la memoria es «un derecho de la ciudadanía», así como un derecho a «conocer la verdad, a tener justicia y reparación», para no volver a repetirla, ha apostado por aprender del pasado que «el horror de la guerra no lleva a ninguna parte».

«Memoria es conocer y recordar, y ser capaces de entender lo que ocurrió, comprenderlo, pasar página y no repetirlo», ha insistido, al tiempo que ha valorado la trayectoria de los este sábado homenajeados, que sufrieron «a consecuencia de una dictadura».

En esta línea, ha sostenido que lo sufrido fue un «ataque más a los valores democráticos, las libertades y la integridad de las personas» y ha remarcado que necesidad de que los valores democráticos nunca más «se pongan en cuestión».

«Personas que fueron olvidados por la historia oficial y que por eso es importante que las instituciones homenajeemos. Tenemos que reconocer como democracia consolidada a unas personas de las que se dijo, en su momento, que habían perdido la guerra; y la perdieron, pero hoy, en 2022, podemos decir que la ganaron y lo que ellos defendieron, la democracia y los derechos humanos son hoy una realidad», ha finalizado.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medio millar de personas protestan en Santander contra la guerra: «Están matando nuestra gente»
Armengol urge a la UE a coordinar un corredor humanitario para acoger refugiados

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios