Vox pide en el Congreso devolver al Gobierno la ley que cede el impuesto de residuos a seis comunidades

Alega que la cesión del tributo profundiza en las «desigualdades» entre españoles y provocará «ineficiencias»

Vox ha presentado en el Congreso seis enmiendas de totalidad contra los proyectos de ley que reforman la ley del régimen de cesión de tributos del Estado con el objetivo de ceder a Canarias, Andalucía, Valencia, Galicia, Baleares y Cataluña el impuesto sobre el depósito de residuos en vertederos, la incineración y la coincineración de residuos.

Vox argumenta que la cesión plena de un tributo estatal a las administraciones regionales, cuya entrada en vigor está prevista para el 1 de enero de 2023, «ahonda en las profundas ineficiencias y desigualdades existentes entre los españoles como consecuencia del Estado de las autonomías».

En su lugar, los de Santiago Abascal proponen «un Estado en el que no haya diferencias entre regiones ni entre españoles, independientemente del lugar en el que residan».

En esta línea, alegan que el impuesto de residuos se configura como un tributo estatal que pretendía tener además un carácter homogeneizador, pero el hecho de que sea un impuesto cedido a las administraciones territoriales «frustra de raíz esa finalidad armonizadora, así como toda posibilidad de alcanzar un sistema fiscal homogéneo que sea operativo» y, de nuevo, en condiciones de igualdad.

Por ello, lamentan que la cesión del impuesto «malogra» el artículo 31 de la Constitución, que establece que los españoles «contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos (…) mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad».

IMPACTOS SOBRE EL TEJIDO EMPRESARIAL

Además, Vox critica que se trata de un impuesto indirecto que recae sobre la entrega de residuos en vertederos autorizados o en instalaciones de incineración o coincineración autorizadas para su eliminación o valorización energética, sean de titularidad pública o privada, y siempre que estén situados en el territorio de aplicación del impuesto.

De esta manera, argumenta, «el impuesto de residuos impacta directamente sobre el tejido empresarial e industrial y lo hará, además, de forma distinta en las diversas regiones» de España, según la normativa autonómica aplicable en cada caso.

Además, Vox insiste en que el tributo provocará «no pocas ineficiencias en la gestión de los residuos y en las decisiones de los contribuyentes que, a la vista de los impuestos autonómicos aplicables, podrán comprometer, incluso, aspiraciones de dicha norma, como el principio de proximidad». El Congreso debatirá las enmiendas en la sesión plenaria del jueves de la próxima semana.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PP-A avisa de que Sánchez puede buscar con reforma del delito de malversación «beneficiar» a Griñán y otros condenados
Telefónica llega a las 6.000 becas concedidas en los primeros diez años de su programa Talentum

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios