Santiago de Compostela se cierra tras casi duplicar los casos activos hasta los 147 en una semana

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16

El cierre de Santiago de Compostela, que tras cuatro semanas de duras restricciones consiguió el máximo nivel de alivio de medidas justo para el inicio del puente de la Constitución, se ha decidido después de que los casos activos casi se duplicasen en una semana, al pasar de 84 a 147 con datos del martes a las 18,00 horas.

«No es una noticia que nos agrade, pero es una decisión que tenemos que entender», ha manifestado el regidor compostelano, Xosé Sánchez Bugallo, este miércoles, tras la decisión avalada por el comité clínico y que entrará en vigor a partir de este jueves a las 00,00 horas.

Al respecto de la situación de la capital gallega, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha manifestado que se «revisan todos los días» la evolución de los datos y que, en este sentido, también se evaluará la foto que se dé el próximo lunes 21, día en que se celebrará el comité clínico, una jornada antes que el habitual de los martes.

Así, la decisión de establecer medidas de restricción en Santiago de nivel medio y el cierre perimetral busca «cortar la tendencia creciente que se venía observando estos días, con el objetivo de salvar las fiestas y la actividad comercial de las próximas semanas».

En su intervención (al margen de la rueda del comité clínico), Bugallo ha recordado que los datos habían tenido una evolución positiva desde el 27 de octubre hasta principios de diciembre, periodo en que se redujeron los casos activos y la incidencia de 300 a 80 casos, e incluso se ha llegado a estar por debajo de esta cifra, pero en la última semana «la evolución fue exactamente la contraria».

De hecho, se han pasado de 84 a 147 casos activos en una semana y la incidencia acumulada a 14 días, pasó de 70 a 138,8 en los últimos 14 días, según ha informado la Consellería de Sanidade.

PREOCUPA LA TENDENCIA

Así, Bugallo afirmó que lo que «preocupa» en la capital gallega «no son los números, sino la tendencia», algo en lo que coincidió, precisamente, la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán Parrondo, en la rueda de prensa posterior al comité clínico que ha tenido lugar este miércoles.

De hecho, dijo el regidor compostelano, se ha detectado un crecimiento aproximado del 10 por ciento diario en el número de casos, por lo que se ha decidido «intentar atajar» esta tendencia. Bugallo ha confiado en que la medida «sea efectiva y no sea necesario adoptar medidas más drásticas en vísperas de Navidad».

«La experiencia de estos días», ha señalado, dicta que «es necesario mantener todas las cautelas y medias de seguridad y, especialmente, en trabajo, familia y en la confraternización que se produce fuera de las horas laborales». «Porque lo que estamos viendo es que la mayoría de esos casos se produce en esos entornos», ha apostillado.

REVISIÓN EL DÍA 21

En la rueda de prensa posterior al comité clínico, el conselleiro de Sanidade ha recordado que los datos se revisan todos los días y ha encuadrado la decisión en la capital gallega en la necesidad de «intentar frenar este incremento y poder, si es el caso, volver a la situación de apertura en próximos días». Por eso se someterá a revisión el día 21.

«Nos preocupa la situación en Santiago», ha admitido el titular de la Administración sanitaria, quien ha dicho que el incremento de casos «no tiene un denominador común», aunque sí se conoce el origen de cada brote.

«Por eso tomamos esta medida restrictiva adicional, que ya dio su fruto en su momento. Es un pasito atrás», ha explicado el conselleiro de Sanidade, quien ha admitido que «no hay un origen claro e identificado que permita decidir con tranquilidad que está la situación controlada a día de hoy».

«COMPORTAMIENTOS INDIVIDUALES»

También este miércoles se ha refirido a esta situación el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, quien ha aprovechado una comparecencia pública, tras reunirse con el titular de la Diputación de Ourense, para aludir a las últimas decisiones adoptadas y, en concreto, a la situación de Santiago, donde ha incidido en el «muy importante» aumento de la incidencia del virus.

Así, ha reconocido su «preocupación» por comportamientos «individuales» en terrazas y bares, ya que pueden conducir a «brotes» de covid-19, y derivar en que se vuelvan a endurecer las restricciones, como ha ocurrido en la capital gallega.

Y ha justificado volver a decretar el cierre perimetral en la ciudad compostelana con la base de que es la única vía si se quiere tener «alguna posibilidad» de que esté mejor para la Navidad.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MyInvestor impulsa sus planes de pensiones indexados con ventajas en El Corte Inglés
Portugal registra su peor dato de contagios en cinco días con más de 4.700 nuevos casos

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios