Los podólogos advierten de que los esmaltes permanentes pueden causar hongos en las uñas de los pies

VALÈNCIA, 28

El Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana ha advertido de que el abuso de esmaltes permanentes puede ser causa de la aparición de infecciones fúngicas en las uñas de los pies ya que al ser lacas más duraderas son «más duras e impiden el curso natural del crecimiento», según han explicado fuentes de la entidad colegial.

En ese sentido, la vicepresidenta del ICOPCV, Maite García, señala que cuando aplicamos estas lacas creamos una capa cerrada sobre la uña sin dejar el curso natural de su crecimiento y con el calor y la humedad se crea una capa húmeda entre laca y uña que provoca la aparición de hongos. Además, estos productos son químicos que se usan con adhesivos para prolongar su duración y no son adecuados para uñas alteradas.

Por ello, desde el ICOPCV se señala que, si bien se entiende la importancia de la estética como factor social, es relevante tener en cuenta algunas precauciones para evitar la aparición de patologías en los pies.

De este modo, aconsejan, si se detecta a padecer problemas en las uñas, no deben utilizarse las lacas más potentes como los esmaltes permanentes y cambiarlas cada 15 días como máximo.

Asimsimo, advierten de que las uñas de porcelana o derivados estamos alargando nuestras uñas de forma no real y estamos poniendo más peso a nuestra lámina ungueal. «Esto no es natural y su uso prolongado puede cuartear la uña e, incluso, estresar la matriz», ha afirmado la vicepresidenta del ICOPCV.

Junto a esto, desde el Colegio de Podólogos se ha resaltado que otro de los problemas más comunes al realizar una pedicura es eliminar las cutículas cuando una de las principales causas de paroniquias es eliminar en exceso las cutículas de las uñas de los pies.

Se trata de una infección de las partes blandas de los dedos que precisan de su tratamiento con antibiótico y, en algunos casos, la extracción de la propia uña. Además, desde el ICOPCV se ha alertado de que pacientes con enfermedades crónicas como diabetes, mala circulación, psoriasis, no deberían realizar nunca este tipo de prácticas porque podrían provocar alteraciones graves en sus miembros inferiores.

Maite García ha señalado que otros problemas que nos encontramos los podólogos en consulta son pacientes que vienen con patologías por un abuso de limado en talones agrietados, cuando éstos deberían haber sido intervenidos por una tratamiento específico indicado por su podólogo, u otro tipo de alternaciones de la piel que deben ser tratadas por un profesional de la salud de los pies.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Food Delivery Brands (Telepizza) recorta un 42,8% sus pérdidas en el primer trimeste del año
Artigas apoya el HUB Comillas y valora su «visión humanista de la tecnología»