Las exportaciones de América Latina y el Caribe crecerán un 25% este año, según Cepal

(EUROPA PRESS

El valor de las exportaciones de bienes en Latinoamérica y el Caribe experimentarán un crecimiento del 25% este año, frente a la contracción del 10% observada en 2020 como consecuencia de la pandemia, según un nuevo informe publicado por la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas (Cepal).

El alza en las exportaciones de bienes de la región durante 2021 se explica principalmente por el aumento de los precios de los productos básicos, sobre todo minerales, hidrocarburos y productos agroindustriales, más que por la expansión del volumen exportado.

El impulso de este año se debe al crecimiento del 17% de los precios de exportación y una expansión del 8% en el volumen exportado.

De su lado, el organismo proyecta que el valor de las importaciones de bienes aumentará un 32%, con una expansión del 20% en su volumen y un 12% en precios. Para 2022, se estima que el valor de las exportaciones e importaciones regionales de bienes crecerá en 10% y 9%, respectivamente, en el contexto de un menor crecimiento de la economía regional y mundial.

Dentro de la región, Cepal espera que América del Sur registre el mayor aumento del valor exportado en 2021 (34%) ya que, dada su especialización exportadora, se beneficiaría especialmente de los mayores precios de las materias primas. Una situación similar se observa en el Caribe, que se beneficiará de los altos precios del petróleo, el gas y la bauxita –una roca que contiene aluminio– exportados por Guyana, Trinidad y Tabago y Jamaica, respectivamente.

El valor de las exportaciones mexicanas, que dependen principalmente de la industria manufacturera, crecería un 17%, impulsado por la expansión de su volumen. Una situación similar se aprecia en el caso de Centroamérica. Por su parte, el valor de las importaciones crecería más de 25% en todas las subregiones y México.

LAS EXPORTACIONES DE SERVICIOS NO SE RECUPERAN.

Por su parte, el documento señala que las exportaciones regionales de servicios aún no se han recuperado de la caída observada a raíz de la pandemia.

La dependencia regional del turismo supera, según Cepal, «largamente al promedio mundial», por lo que la incertidumbre sobre la reapertura de este sector condiciona negativamente las perspectivas de varias economías, especialmente del Caribe.

«El comercio internacional de América Latina y el Caribe tendrá en 2021 un importante repunte luego de la fuerte caída anotada el año pasado, pero esta recuperación será asimétrica y muy heterogénea entre los países de la región, en un contexto de gran incertidumbre por la crisis derivada de la pandemia», advierte el informe de Cepal.

La secretaria ejecutiva de Cepal, Alicia Bárcena, ha señalado que esta situación debe suponer una llamada a la reflexión sobre la urgencia de profundizar en la integración económica regional.

«Avanzar hacia un mercado regional integrado es indispensable no solo para generar escalas eficientes de producción y promover procesos de diversificación productiva y exportadora, sino también para alcanzar una mayor autonomía en sectores estratégicos. Este último objetivo ha adquirido particular relevancia a la luz de las perturbaciones ocasionadas por la pandemia en las cadenas mundiales de suministro», ha apostillado Bárcena.

Sobre este último punto, se calcula que el coste promedio global del flete de contenedores por vía marítima ha subido en más de 660% desde junio de 2019 a la fecha.

Según el informe, el mayor dinamismo se registra en el comercio con China y dentro de la propia región, aunque con dinámicas muy distintas. La variación anual proyectada para 2021 del valor de las exportaciones regionales a China es de 35%, mientras que para la propia región de América Latina y el Caribe la cifra llega a 33%. Los envíos a la Unión Europea crecerían 23% y a Estados Unidos un 19%.

Pese a la recuperación de las exportaciones intrarregionales en 2021, su participación en las exportaciones totales de bienes de la región llegará solo al 13% en 2021, muy por debajo de sus máximos históricos (21% en 1994 y 2008). En tanto, se proyecta que la región como un todo registre en 2021 un superávit de 24.000 millones de dólares (21.340 millones de euros), por debajo de los 64.000 millones de dólares (56.906 millones de euros) registrados en 2020, lo que se explica principalmente por la fuerte recuperación del volumen importado.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un informe de la OMS revela la desigualdad entre los países de ingresos altos y bajos en la eliminación de grasas trans
España supera los 5,8 millones de terceras dosis de la vacuna contra la COVID-19