La ministra de Defensa destaca la importancia del programa de submarinos S-80 de Navantia en Cartagena

CARTAGENA (MURCIA), 21

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado este viernes el astillero de Navantia en Cartagena para interesarse por la evolución del programa de submarinos de última generación S-80, los primeros con diseño y construcción completamente españoles, informaron fuentes gubernamentales en un comunicado.

Durante su visita, Robles ha podido conocer de primera mano la evolución del calendario del programa S-80, que se realiza cumpliendo con los estándares de seguridad de la NASA, un sistema de armas muy complejo comparable como reto de ingeniería con los vehículos espaciales.

La ministra ha destacado la importancia de un proyecto que supone un logro de la industria de Defensa nacional al permitir garantizar su independencia estratégica para la defensa del país, así como la proyección de su industria, y lo ha definido como un «programa sólido», en el que «se juegan mucho Navantia, la Armada y España».

Tras su llegada a la Base Aérea de San Javier, donde ha sido recibida por el coronel Pascual Soria, la ministra se ha desplazado al astillero de Navantia en Cartagena, donde le ha dado la bienvenida el presidente de esta, Ricardo Domínguez, quien ha agradecido su presencia.

«Este es un programa pionero, pocos países del mundo son capaces de hacer esto. Nuestra tecnología es puntera y el diseño que conlleva tendrá que pasar por hitos que a veces suponen un desafío», ha dicho Domínguez en su intervención.

Posteriormente, el jefe del programa S-80, capitán de navío Francisco Javier del Corral, su comandante de pruebas, capitán de navío Juan Manuel Torrijos, y el director del astillero, Germán Romero, han informado a la ministra sobre la situación general del programa, así como acerca de su relevancia industrial y tecnológica.

En esta misma línea, han abordado la alta cualificación del personal que formará parte de la dotación del submarino, para lo que se está siguiendo un exhaustivo plan de formación de personal de la Armada.

S-81 ISAAC PERAL

La ministra, acompañada por la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, por el jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), almirante Antonio Martorell, y por el equipo de Navantia, ha visitado después el exterior del S-81 Isaac Peral , donde ha dado las gracias a los miembros de la dotación, quienes le han comentado que están «muy ilusionados» con los resultados de las últimas pruebas y su próxima salida al mar.

El S-81 Isaac Peral , el primero de los cuatro submarinos que componen el programa destinado a la Armada, se encuentra actualmente en la fase de pruebas de puerto, que continuarán hasta marzo. Posteriormente realizará su primera navegación en superficie, mientras que su primera inmersión se prevé para junio de este año. La entrega a la Armada está contemplada para febrero de 2023.

Esta misma semana, el Isaac Peral ha completado con éxito las pruebas de propulsión sobre amarras en las instalaciones de Navantia Cartagena, donde ha sido construido.

Se trata del sexto hito de seguridad que debe superar un submarino y que permite verificar el funcionamiento de la propulsión y la línea de ejes con el submarino amarrado al muelle y con alimentación autónoma desde sus baterías. En otro de sus hitos de seguridad, el S-81 fue puesto a flote el pasado mayo en una ceremonia presidida por el Rey Felipe VI.

POSICIONAMIENTO INTERNACIONAL

El programa S-80 posiciona internacionalmente a Navantia como autoridad de diseño de submarinos y supone la entrada de España en el reducido número de países que cuentan con dicha capacidad. Los S-80 serán los submarinos convencionales (no nucleares) más avanzados del mundo, con una eslora total de 80,8 metros, un diámetro de 7,3 metros y un desplazamiento en inmersión de 3.000 toneladas.

En cuanto a los avances tecnológicos del programa S-80, contarán con un sistema de combate que integrará todos los sensores y armas para una respuesta adecuada y rápida a cualquier amenaza. A esto se sumará un sistema de armas que incluirá torpedos pesados, minas y la capacidad de lanzar misiles tácticos, lo que es una funcionalidad única en los submarinos no nucleares de la OTAN.

Asimismo, tendrá un sistema de propulsión independiente de la atmósfera (AIP) que le permitirá obtener energía eléctrica en cualquier profundidad, reduciendo su necesidad de salir a cota periscópica, donde es más fácilmente detectable, y le permitirá permanecer mucho más tiempo en inmersión profunda.

Por otro lado, un Sistema Integrado de Comunicaciones y otro de Control de Plataforma permitirá a la tripulación operar de forma local o remota los sistemas de navegación, propulsión, generación de energía o los mástiles y periscopios, entre otros. Su alto grado de automatización posibilitará reducir la dotación de la nave a 32 marinos e incluir ocho plazas para embarque de personal adicional.

Tras el S-81 llegarán otros sumergibles con nombres de otros pioneros de la navegación submarina: el S-82 Narciso Monturiol , con entrega prevista en diciembre de 2024; el S-83 Cosme García , en octubre de 2026 y el S-84 Mateo García de los Reyes , en febrero de 2028.

El programa S-80 supone también un impulso a la economía y el empleo, con participación de un centenar de empresas de once comunidades autónomas diferentes, generando cerca de 2.000 empleos de calidad directos y de industria auxiliar sólo en la región de Murcia y de forma agregada con hasta 7.000 empleos de calidad en periodos de alta carga. Además, genera un impacto anual en el PIB español superior a los 250 millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Georgieva (FMI) advierte de que las subidas de tipos en EEUU pueden enfriar la recuperación de algunos países
Casado avisa a Sánchez que no descarta ir al Supremo, al TC y a Europa ante el «fracaso claro» con los fondos europeos