La Eurocámara, a un paso de acudir al TUE para forzar la congelación de fondos a Hungría y Polonia

BRUSELAS, 14

La comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento europeo (JURI) ha pedido este jueves denunciar a la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por no haber actuado ya para congelar fondos comunitarios a Hungría y Polonia por su deriva antidemocrática.

La posición de la comisión legal de la Eurocámara tiene la forma de una recomendación al presidente de la institución, David Sassoli, que es el responsable formal de tomar la decisión tras conocer el dictamen parlamentario sin necesidad de consultar con el pleno.

«No podemos esperar más viendo el desmantelamiento de los Derechos fundamentales, la democracia y el Estado de derecho en los Estados miembro de la UE. ¡El mecanismo de la condicionalidad debe aplicarse ya!», ha proclamado el vicepresidente de la comisión y eurodiputado alemán de Los Verdes, Sergey Lagodinsky, tras anunciarse el resultado del voto.

«Si la Comisión no actúa en materia de Estado de derecho lo hará el Parlamento», escribió, por su parte, el presidente de JURI y eurodiputado de Cs, Adrián Vázquez, en un mensaje en Twitter horas antes de la reunión de la comisión.

La UE cuenta con un nuevo reglamento que permite a Bruselas suspender el pago de fondos comunitarios (también los previstos en el plan de recuperación) a países que han violado los principios del Estado de Derecho para proteger los intereses financieros del bloque.

Esta normativa –vigente y aplicable desde el pasado 1 de enero– fue aprobada con el rechazo de los gobiernos de Hungría y Polonia, que consideran que es arbitraria y carece de base jurídica, por lo que durante varias semanas bloquearon la adopción del presupuesto europeo y del plan anticrisis de 800.000 millones de euros.

Ambas capitales cedieron y levantaron su veto antes de que finalizara 2020, pero garantizaron que llevarían sus dudas ante el Tribunal de Justicia de la UE, un paso que dieron en marzo.

A cambio, el Ejecutivo comunitario se comprometió a no iniciar ningún procedimiento hasta conocer el veredicto de la Justicia europea, aunque, a la luz de la deriva antidemocrática de Varsovia y Budapest, Bruselas ha dicho que dará el primer paso en las próximas semanas.

Desde la Eurocámara, sin embargo, ven con decepción los tiempos que maneja la Comisión Europea y lamentan su inacción pese a tener los poderes y herramientas para actuar. El presidente del Parlamento deberá decidir en los próximos días cómo proceder tras la recomendación de los eurodiputados.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Canarias suspende la obligación de presentar el certificado COVID para acceder a los alojamientos turísticos
Seis horas de reunión en el Congreso entre Bolaños y Egea desatasca la renovación de instituciones tras meses de bloqueo