Juan Carlos Reyes, del restaurante ABaC, ganador de lasegunda edición del concurso Martiko Talentos

El chef Juan Carlos Reyes, del restaurante ABaC de Barcelona, ha sido el ganador de la segunda edición del concurso Martiko Talentos , que organiza la empresa navarra dedicada a la elaboración de productos derivados de pato y pescado ahumados, según ha informado en un comunicado.

En concreto, Reyes se ha alzado con el galardón en la final disputada en la sede de Basque Culinary Center en San Sebastián, con sus platos Red chilli duck, aires del Mediterráneo y cardamomo, utilizando magret de pato Martiko y bacalao ahumado en brandada, olivas escarchadas, heladas y aromas del Al-Ándalus con base de bacalao ahumado Martiko.

Juan Carlos Reyes ha sido nombrado Talento Martiko 2021 y ha recibido un cheque por valor de 3.000 euros, además de un curso deespecialización en cocina en Basque Culinary Center.

El segundo clasificado ha sido Pablo Donadío Falcón, del restaurante Trivio, de Cuenca, con sus propuestas Pato de Secano y Maíz de Río, utilizando magret y trucha ahumada Martiko, que ha sido premiado con un cheque de 2.000 euros y un Curso Seminario Intensivo para Profesionales en Basque Culinary Center.

Por su parte, el tercero ha sido Aitor Martínez Ros, del restaurante Can Ros, de Castellón, con sus creaciones La TruFoie de Martiko, con base de foie gras fresco y el huevo de codorniz Ahumado y Marino, utilizando salmón y atún ahumados de Martiko.

Los cinco cocineros finalistas tuvieron que defender sus propuestas culinarias consistentes en un plato elaborado con foie gras fresco o magret de pato Martiko, y un aperitivo con algún producto de la gama de pescados ahumados Martiko (salmón, bacalao, trucha o atún).

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Castellana Properties invertirá 15,6 millones en la ampliación del centro comercial Los Arcos, en Sevilla
Borrell defiende los contactos con los talibán para seguir las evacuaciones sin generar «efecto llamada»