Detenido por disparar a un hombre tras una discusión

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 31 años, con antecedentes, por haber herido de bala en el brazo y en la pierna a otro tras una discusión el sábado por la noche en la bajada San Juan de Santander.

El hombre, con iniciales L.M., ha sido detenido como presunto autor de los delitos de homicidio y tenencia ilícita de armas y ha sido puesto a disposición judicial este martes.

El sábado 16, sobre las 22.15 horas, la Policía recibió una llamada avisando de que en la bajada de San Juan se había producido una discusión entre varias personas y se habían escuchado detonaciones de un arma de fuego. También se había visto a una persona huyendo del lugar a la carrera.

El Grupo de Atención al Ciudadano (GAC) acudió a la zona, donde un grupo gente estaba rodeando a un hombre tendido en el suelo que presenta heridas por arma de fuego en un brazo y en la pierna izquierda.

Los agentes le prestaron auxilio y solicitaron una ambulancia. Los facultativos le atendieron en el lugar y fue trasladado al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Los policías acordonan la zona para proteger posibles vestigios y en una primera inspección localizaron tres casquillos del calibre 7,65.

Tras recabar información y gracias a los testigos se pudo identificar al presunto autor de los disparos. Los agentes le buscaron por los alrededores y se desplazaron a su domicilio, donde les dijeron que no se encontraba allí y que no sabían nada de él desde hacía días.

Poco después, testigos afirmaron que habían visto al hombre y a otro asomados en la ventana de la escalera de su domicilio. También vieron que llegaba un taxi que podría venir a recogerlo.

Por ello se estableció un dispositivo policial de control sobre el edificio y alrededores. Los agentes volvieron a preguntar en el domicilio del sospechoso por su paradero aunque nuevamente recibieron una respuesta negativa.

Tras un largo periodo de deliberaciones, se logró que saliera de la vivienda L.M., que fue trasladado a dependencias policiales.

En el domicilio del detenido se intervino una pistola del calibre 7,65 que estaba escondida bajo el colchón de una de las habitaciones.

En el lugar también se presentaron agentes de la Brigada Provincial de Policía Científica que realizaron la inspección ocular para la búsqueda de los posibles vestigios.

Print Friendly, PDF & Email