Batet y Gil ponen en valor la relación entre España y México y defienden la multilateralidad como una «obligación»

Reivindican la igualdad entre mujeres y hombres, llamando a superar las brechas aún existentes

Los presidentes del Congreso y del Senado, Meritxell Batet y Ander Gil, respectivamente, han puesto este lunes en valor las relaciones entre España y México, al tiempo que han defendido la multilateralidad como una «obligación», subrayando que, cuando los países tejen alianzas, se enfrentan a los retos de manera más «sólida, potente y eficaz».

Batet y Gil han participado en la inauguración de la XVI Reunión Interparlamentaria España-México, que se celebra durante esta jornada en la Cámara Alta, junto al presidente de la Cámara de Diputados de México, Santiago Creel, y el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado mexicano, Ricardo Monreal.

En su intervención, la presidenta del Congreso ha reivindicado «la importancia y los beneficios para todos de la acción concertada y multilateral en defensa de los valores compartidos» en las sociedades democráticas, citando como ejemplos la pandemia y sus efectos sociales y económicos o la invasión rusa de Ucrania, con consecuencias en materia de seguridad y prosperidad.

«La profundización del diálogo entre nuestros países no sólo fortalece nuestras relaciones bilaterales sino que es un vector esencial para la integración de dos regiones clave para la defensa de la libertad y la cohesión social como Europa y América Latina», ha agregado, antes de considerar que «España y México deben jugar el papel de pivotes entre ambas regiones».

«La alianza entre los países que compartimos valores democráticos, para estar más fuertes, mejor preparados y acompañados ante amenazas globales que pretenden desestabilizar nuestras naciones y nuestros sistemas democráticos es crucial», ha insistido, constatando un hecho «incuestionable»: «Cuando los países democráticos somos capaces de llegar a acuerdos y de actuar de manera coordinada y conjunta nunca nos arrepentimos. Siempre lo que alcanzamos es más sólido, más potente y más eficaz frente a los retos a los que nos enfrentamos», ha dicho.

LA INTENSIDAD DE LAS RELACIONES

En cuanto a la reunión interparlamentaria, Batet ha señalado que el encuentro periódico entre los parlamentos «constituye un pilar fundamental» en las relaciones bilaterales y una «expresión del altísimo grado alcanzado en la intensidad» de las mismas y la «profundidad» del diálogo entre Parlamentos.

A su juicio, el diálogo tiene «un potente efecto multiplicador en el estrechamiento» de los lazos de «afecto y admiración mutuas». «Esa es la fortaleza de la diplomacia parlamentaria: incorporar la pluralidad parlamentaria en la configuración de miradas compartidas sobre problemas y desafías comunes», ha asegurado.

IGUALDAD REAL

Entre los asuntos a debatir en la reunión interparlamentaria como la cooperación económica y comercial, las políticas contra el cambio climático o el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), Batet ha resaltado el «reto» de construir una sociedad en la que las mujeres, «la mitad de la población, se integren en plena igualdad, con seguridad y reconocimiento de sus derechos, con libertad para desarrollar autónomamente sus vidas».

Para Batet, «la igualdad de género es un objetivo absolutamente prioritario si queremos que nuestras sociedades sean justas y, sobre todo, sean plenamente democráticas».

En esta línea, ha remarcado algunos ámbitos en los que hace falta avanzar: la brecha salarial y la de las pensiones, la brecha de la seguridad personal de las mujeres o la brecha de la conciliación y la corresponsabilidad personal».

«Alcanzar la igualdad real y plena es una revolución pendiente», ha insistido, antes de advertir de que «ninguna conquista alcanzada se puede dar por sentada siempre».

«Las inercias de las estructuras discriminatorias son fuertes y ofrecen constante resistencia», por lo que es «tan importante mantener el impulso y el vigor en la defensa de la igualdad, pero también en la defensa de las libertades».

Para ello, ha argumentado que «es necesario el compromiso de las políticas públicas y también la fortaleza del sistema de garantías y protección que ofrece el Estado de Derecho». «En democracia, es la ley la guardiana de los derechos y exigir garantizar su cumplimiento es el instrumento para que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas», ha concluido.

BENEFICIOS A TODOS LOS NIVELES

Por su parte, Gil ha destacado que España y México «se entienden» en los niveles diplomático, económico y político, afirmando que las relaciones entre ambos «sólo pueden mejorar».

Aclarando que cuando habla de «entendimiento» habla de «elección» y no de «necesidad», lo que produce «beneficios colaterales» –económicos, políticos y sociales–, el presidente de la Cámara Alta ha indicado que las relaciones interparlamentarias, si bien son «muy importantes», no explican toda la relación bilateral.

«Están también las relaciones público-privadas, las que hacen las empresas de un país en el otro, las de las organización sociales y cívicas, las ONGs de cooperación y demás tejido ciudadano y las relaciones entre los propios ciudadanos, individualmente», ha añadido.

Por ello, ha animado a ambos países, de los que ha dicho que son «hermanos e iguales», a continuar «por el camino del diálogo y los consensos» para alcanzar acuerdos políticos, económicos, feministas o de cooperación científica y cultural, como los alcanzados este año.

Para Ander Gil, las relaciones entre España y México son las de «mayor intensidad» en el contexto iberoamericano y, desde el restablecimiento de la relación diplomática en 1977, «gozan de una gran vitalidad».

El presidente del Senado ha resaltado que, en los contextos multilaterales, España y México coinciden en los consensos sobre el futuro y en su mirada al mundo y, en el marco de la reunión interparlamentaria, ha valorado que estos encuentros son «el entorno óptimo para el diálogo entre naciones».

COOPERAR DE FORMA DESCENTRALIZADA

«Creo que esta reunión interparlamentaria debe servir para poner de manifiesto que la cooperación bilateral y el multilateralismo no son ya una elección, sino una obligación», ha continuado.

Del mismo modo, cree que ambos países tendrían que cooperar también de manera descentralizada, dar mayor protagonismo a otros niveles de gobierno: las comunidades autónomas españolas y los estados mexicanos, también a sus parlamentos.

«No hay globalidad que sirva sin localidad que valga. Porque el accionar político y económico está repartido por todos nuestros territorios y regiones y, todos, merecen una justa consideración», ha dicho.

Por último, Gil ha dado las gracias a México por acoger a miles de refugiados republicanos que tuvieron que huir al exilio, ha reivindicado la promoción del español y ha aludido también a la igualdad.

«Todo esfuerzo de defensa de la cultura y la lengua y todo intento de transformación política o económica fracasarán si no reconocemos a las mujeres y no aceptamos el lugar que les corresponde ocupar en el mundo, a todos los niveles, también en política», ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cuatro de cada diez consumidores españoles son pesimistas sobre la recuperación económica
Santander afirma que el acuerdo para hipotecados impactará en las provisiones, pero su voluntad es adherirse

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios