AUGC anuncia recurso para impugnar la norma de tatuajes en la Guardia Civil tras el aval del Consejo de Estado

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha adelantado que presentará un recurso para impugnar el Real Decreto sobre uniformidad de la Guardia Civil tras el aval del Consejo de Estado a regular aspectos como que los agentes puedan tener tatuajes siempre que no sean contrarios a los valores constitucionales y no sean visibles en cabeza, cuello y manos.

«Esperaremos a que pase por el Consejo de Ministros y se publique la norma para impugnarla, ya que entendemos que infringe las libertades de los guardias civiles», ha señalado en declaraciones a Europa Press el portavoz de AUGC, Pedro Carmona.

El Consejo de Estado ha avalado la normativa de la Guardia Civil al considerar «prudente» el plazo de un año para eliminar los tatuajes prohibidos, lo que fue criticado por AUGC por el coste económico e incluso por el riesgo para la salud. La asociación votó no en la tramitación de la norma.

Sin embargo, el Consejo de Estado entiende que es necesario preservar que el «aspecto externo del guardia civil (en especial, en lo referente al uso de tatuajes en las zonas prohibidas) no induzca a error, desconcierto o confusión en cuanto a la condición del agente actuante».

«Entiende el Consejo de Estado que los cometidos de los guardias civiles como agentes de autoridad resultan contrarios a exhibir tatuajes en determinadas zonas de primera visibilidad (cara, cuello, manos), lo que puede afectar negativamente a la imagen de la Guardia Civil, pudiendo parecer extraño e incluso indecoroso a los ciudadanos, además de contraproducente para el desempeño de determinados servicios de investigación», sostiene el dictamen al que ha tenido acceso Europa Press.

La Comisión Permanente del Consejo de Estado «no aprecia que pueda hallarse una vulneración de derechos fundamentales» y entiende que, además, cumple con los requisitos legales, entre ellos atender a las exigencias de las Reales Ordenanzas de las Fuerzas Armadas.

CARÁCTER MILITAR Y LIBERTAD DEL AGENTE

Sostiene que «en ningún caso puede obviarse el carácter militar» de los integrantes de la Guardia Civil y aplaude que la norma «engarza por fin con el artículo 7 de la Ley Orgánica 2/1986, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que recoge el carácter de agente de la autoridad de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones».

«Cada institución tiene su propia especialidad e idiosincrasia, con una diversidad que se debe respetar porque está conectada al ejercicio propio de sus funciones que, en el caso de la Guardia Civil, son prioritariamente policiales», añade.

El Consejo de Estado entiende que «se respeta el necesario equilibrio entre la libertad personal de cada miembro del Cuerpo con las obligadas exigencias de uniformidad indispensables para asegurar el más eficiente funcionamiento de la institución».

Durante el día de la patrona del Instituto Armado en Málaga, la directora de la Guardia Civil, María Gámez, aseguró que espera que la regulación de los tatuajes dentro del Real Decreto de uniformidad esté «próximo a aprobarse», ya que representa un salto «cualitativamente muy grande».

«Por fin pueden tener tatuajes sin ninguna limitación más allá de respetar los valores constitucionales y limitar determinadas zonas que nos parecen que, con el principio de autoridad, no serían compatibles», dijo sobre cabeza, cuello y manos.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un estudio advierte de la necesidad de mejorar la ingesta de calcio, vitamina D y magnesio en los niños españoles
ERC pide a Albiol dimitir o avisa de que impulsará una moción de censura