Aplausos, vítores y selfies : Felipe VI se da un baño de gente en Vigo pero elude responder sobre su padre

El monarca inaugura la nueva Ciudad de la Justicia de Vigo en un acto que no quiso perderse Alberto Núñez Feijóo

VIGO, 24

La presencia de Felipe VI en la inauguración de la nueva Ciudad de la Justicia de Vigo ha desatado el fervor monárquico entre las decenas de personas que se congregaban en los accesos al nuevo edificio judicial de la ciudad, y que lo recibieron y lo despidieron con aplausos y vítores. El monarca, a su salida del acto, se ha acercado a la multitud para saludar, dar la mano e incluso hacerse algún selfie , aunque ha eludido responder a las preguntas de los medios sobre el encuentro que mantuvo en las últimas horas con su padre, el Rey Emérito.

El Rey llegaba a la nueva Ciudad de la Justicia pasadas las 10,30 horas, y era recibido por más de 200 personas que, tras las vallas de seguridad, lo acogieron al grito de «¡Viva el Rey!» y «¡Viva Felipe!». Incluso los más despistados corearon vivas a la reina Letizia, tras confundirla con la ministra de Justicia, Pilar Llop, que acompañaba al monarca.

Felipe VI fue recibido a su llegada por el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y por el presidente del Consejo General del Poder Judicial y presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes y, a continuación, saludaba al resto de autoridades y cargos.

Curiosamente, el primero en esa fila para estrechar la mano del Rey era el expresidente del gobierno gallego y presidente del PP nacional, Alberto Núñez Feijóo, que esperó junto a Lesmes y Rueda (que estaban en primer término) para recibir al monarca, aunque personal de protocolo le indicó que debía colocarse más atrás, con el resto de autoridades.

Posteriormente, en su perfil de la red social Twitter, el presidente del PP, que asistirá este martes al pleno del Parlamento gallego en el que se le designará senador, expresaba su «satisfacción» por haber estado junto al Rey en el acto de inauguración, y acompañaba el mensaje con varias fotos con Felipe VI y otras personalidades asistentes.

Tras los saludos protocolarios (al presidente del Parlamento gallego, Miguel Ángel Santalices; al delegado del Gobierno, José Miñones; al alcalde de Vigo, Abel Caballero; al conselleiro de Xustiza, Diego Calvo; y a altos cargos de Justicia, como el presidente del TSXG, José María Gómez y Díaz-Castroverde; el fiscal superior de Galicia, Fernando Suances; el presidente de la Audiencia de Pontevedra; los fiscales jefes de Pontevedra y Vigo; o el juez decano de la ciudad olívica), el Rey ha posado en la foto de familia con ellos, junto a la placa conmemorativa de la inauguración.

A continuación, la comitiva ha realizado una visita a las instalaciones que se ha alargado durante unas dos horas y, aunque algunas de las personas que se habían acercado a la zona para ver al Rey se habían ido ya, las que aguardaron durante ese tiempo tuvieron su premio : a la salida del edificio, Felipe VI se acercó a la multitud que lo aclamaba.

SALUDOS Y SONRISA, PERO SIN RESPUESTA SOBRE SU PADRE

Con una amplia sonrisa, el monarca fue saludando a lo largo de toda la calle Padre Feijóo a la gente congregada tras las vallas. Así, muchos de los presentes pudieron darle la mano, saludarle personalmente e incluso hacerse algún selfie con él, como le ocurrió a un joven que, tras hacerse un retrato con Felipe VI, constataba, entre incrédulo y emocionado, que ya tenía la foto.

Mientras, los periodistas que iban siguiendo tras las vallas el recorrido de Felipe VI preguntaron en varias ocasiones por el encuentro con su padre, el Rey Emérito, que se produjo en las últimas horas en Zarzuela, y que fue la primera reunión entre ambos desde que Juan Carlos I trasladó su residencia a Abu Dhabi en agosto de 2020.

El monarca no ha respondido a las preguntas de los medios y ha abandonado el lugar en el vehículo oficial, saludando desde el interior, camino del Instituto Ferial de Vigo para la inauguración de la feria Navalia.

Tampoco ha hablado sobre su padre en el acto de inauguración del complejo judicial, según ha relatado a los periodistas el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes. A preguntas de los medios sobre si Felipe VI se ha referido al encuentro de las últimas horas, Lesmes ha afirmado que «no, no era oportuno», aunque ha matizado que el monarca, al que ha visto «estupendamente», sí ha elogiado las instalaciones y «le ha impresionado» el edificio.

El Rey no ha sido el único recibido con aplausos en la inauguración de la Ciudad de la Justicia de Vigo. Así, tanto Alberto Núñez Feijóo como Alfonso Rueda han sido vitoreados al grito de «¡Presidente!», tanto a su llegada como a la salida del acto.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplausos, vítores y selfies : Felipe VI se da un baño de gente en Vigo pero elude responder sobre su padre

El monarca inaugura la nueva Ciudad de la Justicia de Vigo en un acto que no quiso perderse Alberto Núñez Feijóo

VIGO, 24

La presencia de Felipe VI en la inauguración de la nueva Ciudad de la Justicia de Vigo ha desatado el fervor monárquico entre las decenas de personas que se congregaban en los accesos al nuevo edificio judicial de la ciudad, y que lo recibieron y lo despidieron con aplausos y vítores. El monarca, a su salida del acto, se ha acercado a la multitud para saludar, dar la mano e incluso hacerse algún selfie , aunque ha eludido responder a las preguntas de los medios sobre el encuentro que mantuvo en las últimas horas con su padre, el Rey Emérito.

El Rey llegaba a la nueva Ciudad de la Justicia pasadas las 10,30 horas, y era recibido por más de 200 personas que, tras las vallas de seguridad, lo acogieron al grito de «¡Viva el Rey!» y «¡Viva Felipe!». Incluso los más despistados corearon vivas a la reina Letizia, tras confundirla con la ministra de Justicia, Pilar Llop, que acompañaba al monarca.

Felipe VI fue recibido a su llegada por el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y por el presidente del Consejo General del Poder Judicial y presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes y, a continuación, saludaba al resto de autoridades y cargos.

Curiosamente, el primero en esa fila para estrechar la mano del Rey era el expresidente del gobierno gallego y presidente del PP nacional, Alberto Núñez Feijóo, que esperó junto a Lesmes y Rueda (que estaban en primer término) para recibir al monarca, aunque personal de protocolo le indicó que debía colocarse más atrás, con el resto de autoridades.

Posteriormente, en su perfil de la red social Twitter, el presidente del PP, que asistirá este martes al pleno del Parlamento gallego en el que se le designará senador, expresaba su «satisfacción» por haber estado junto al Rey en el acto de inauguración, y acompañaba el mensaje con varias fotos con Felipe VI y otras personalidades asistentes.

Tras los saludos protocolarios (al presidente del Parlamento gallego, Miguel Ángel Santalices; al delegado del Gobierno, José Miñones; al alcalde de Vigo, Abel Caballero; al conselleiro de Xustiza, Diego Calvo; y a altos cargos de Justicia, como el presidente del TSXG, José María Gómez y Díaz-Castroverde; el fiscal superior de Galicia, Fernando Suances; el presidente de la Audiencia de Pontevedra; los fiscales jefes de Pontevedra y Vigo; o el juez decano de la ciudad olívica), el Rey ha posado en la foto de familia con ellos, junto a la placa conmemorativa de la inauguración.

A continuación, la comitiva ha realizado una visita a las instalaciones que se ha alargado durante unas dos horas y, aunque algunas de las personas que se habían acercado a la zona para ver al Rey se habían ido ya, las que aguardaron durante ese tiempo tuvieron su premio : a la salida del edificio, Felipe VI se acercó a la multitud que lo aclamaba.

SALUDOS Y SONRISA, PERO SIN RESPUESTA SOBRE SU PADRE

Con una amplia sonrisa, el monarca fue saludando a lo largo de toda la calle Padre Feijóo a la gente congregada tras las vallas. Así, muchos de los presentes pudieron darle la mano, saludarle personalmente e incluso hacerse algún selfie con él, como le ocurrió a un joven que, tras hacerse un retrato con Felipe VI, constataba, entre incrédulo y emocionado, que ya tenía la foto.

Mientras, los periodistas que iban siguiendo tras las vallas el recorrido de Felipe VI preguntaron en varias ocasiones por el encuentro con su padre, el Rey Emérito, que se produjo en las últimas horas en Zarzuela, y que fue la primera reunión entre ambos desde que Juan Carlos I trasladó su residencia a Abu Dhabi en agosto de 2020.

El monarca no ha respondido a las preguntas de los medios y ha abandonado el lugar en el vehículo oficial, saludando desde el interior, camino del Instituto Ferial de Vigo para la inauguración de la feria Navalia.

Tampoco ha hablado sobre su padre en el acto de inauguración del complejo judicial, según ha relatado a los periodistas el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes. A preguntas de los medios sobre si Felipe VI se ha referido al encuentro de las últimas horas, Lesmes ha afirmado que «no, no era oportuno», aunque ha matizado que el monarca, al que ha visto «estupendamente», sí ha elogiado las instalaciones y «le ha impresionado» el edificio.

El Rey no ha sido el único recibido con aplausos en la inauguración de la Ciudad de la Justicia de Vigo. Así, tanto Alberto Núñez Feijóo como Alfonso Rueda han sido vitoreados al grito de «¡Presidente!», tanto a su llegada como a la salida del acto.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Baleares registra 258 nuevos positivos y la incidencia supera los 206 casos a 14 días
BBVA Research cree que la reforma de pensiones empeora la sostenibilidad del sistema y su autosuficiencia

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios