Aparecen de «cientos de notificaciones» de la ACAT junto a un contenedor en Santander

La Consejería de Economía y la ACAT estudian sanciones contra la empresa que gestiona los residuos por vulnerar el contrato

Sobres con «cientos de notificaciones» de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria (ACAT) con datos personales de los destinatarios (nombre, apellidos y dirección) han aparecido este jueves tirados en bolsas y cajas junto a unos contenedores de basura del centro de Santander, en la calle Ataúlfo Argenta, y a la vista de todo el mundo.

Así lo ha denunciado esta tarde el Partido Popular, que ha calificado los hechos de «gravísimos». Por su parte, la Consejería de Economía ha tildado de «inadmisible» la situación y ha anunciado que está estudiando acciones legales contra la gestión realizada por Bedunde, empresa encargada de los residuos de la ACAT.

En un comunicado, la parlamentaria del PP, Isabel Urrutia, también ha pedido que se abra de manera inmediata una investigación para averiguar cómo una documentación «tan sensible» ha ido a parar a un contenedor y depurar responsabilidades. Además, ha exigido a la ACAT que dé una explicación a los ciudadanos.

Según la diputada, esta actuación supone al menos una vulneración de la ley de protección de datos y contraviene el principio de diligencia extrema y custodia que se presupone a la administración en el manejo de la información confidencial de los ciudadanos.

«Es increíble y no tiene una pase que dejen tirados en una basura documentos con datos personales de los ciudadanos, con identificación del lugar donde viven y, lo que es peor, que cualquiera pueda llevárselos y acceder a la información tributaria», ha afirmado Urrutia, quien considera «inadmisible que ocurran cosas como esta en pleno siglo XXI».

La diputada ha explicado que «todo» el que haya pasado hoy por el contenedor de la calle Ataúlfo Argenta de Santander, muy próximo a la sede de la Agencia Cántabra de Administración Tributaria, ha podido ver las notificaciones «metidas en una caja junto a unas bolsas de basura con documentación e, incluso, llevárselas».

SANCIONES POR VULNERAR EL CONTRATO

Tras trascender estos hechos, la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de Cantabria y la Agencia Cántabra de Administración Tributaria han remitido un comunicado en el que rechazan «plenamente» la gestión realizada por la empresa encargada de la eliminación de los residuos de este organismo.

Tanto la consejera, María Sánchez, como el director de la ACAT, César Aja, creen que este hecho es «intolerable» y estas horas se están estudiando todo tipo de medidas legales con los servicios jurídicos del Gobierno de Cantabria para llegar «hasta el fondo del asunto».

Para ello, se está analizando minuciosamente el pliego de contratación de cara tomar cuantas medidas sean necesarias que podrían ir desde el apercibimiento económico o incluso la rescisión del contrato por una actuación que consideran «gravísima» y que atenta contra la protección de datos de todos los ciudadanos.

Por último, han indicado que en cuanto la Consejería de Economía, de conformidad con los servicios jurídicos del Ejecutivo regional, determine las acciones pertinentes se volverá a informar sobre este asunto.

Fuentes de la Consejería han explicado a Europa Press que la empresa que gestiona los residuos de la ACAT ha «incumplido» las condiciones del contrato, que establece que los mismos deben ir a parar a depósitos especiales, no a los de basura convencionales.

Por ello, desde la Consejería y la ACAT se está estudiando con los servicios jurídicos las posibles sanciones que se pueden imponer a la empresa por esta «irregularidad» cometida en su trabajo.

Según las mismas fuentes, tanto la consejera, como el director de la ACAT están dispuestos a ser «todo lo contundentes que permita la ley» por esta «importante vulneración» del contrato por parte de la empresa.

Print Friendly, PDF & Email