Santander homenajea a desaparecidos en la mar con una placa en el parque de Gamazo

El Ayuntamiento de Santander, a iniciativa de la Asociación Náufragos de la Mar y de los familiares de las víctimas del naufragio del petrolero Bonifaz, rinde homenaje a todos los desaparecidos en la mar con una placa colocada, desde hoy, en el parque de Gamazo, que “permitirá a las familias tener un lugar de referencia al que acudir para recordarles”.

Así lo ha expresado la alcaldesa, Gema Igual, quien ha asistido al acto “sencillo pero con mucho sentimiento” de descubrimiento de la placa, bajo la cual ha colocado una corona de laurel y un ramo de flores, acompañada por el presidente de la Asociación Náufragos de la Mar, Jesús Ángel Gómez Pereda, y de Esther Campo, en representación de los familiares de los desaparecidos en el naufragio del Bonifaz.

Igual ha relatado que hace algún tiempo recibió en el Ayuntamiento de Santander la visita del presidente de la Asociación Náufragos de la Mar, creada por los familiares de los desaparecidos en el naufragio del petrolero Bonifaz que tuvo lugar el 3 de julio de 1964, para pedir que se colocara una sencilla placa en conmemoración de aquella tragedia y por extensión, en memoria de todos los desaparecidos en la mar.

“Como no podía ser menos, Santander, la ciudad que en origen fuese una humilde villa de pescadores y marineros, debía rendir homenaje a aquellos de sus hijos que perdieron sus vidas navegando en la mar, buscando ganar el sustento para mantener a sus familias con el duro sacrificio de estar alejados de ellas”, ha declarado.

La alcaldesa se ha referido a la vinculación de Santander con un mar que ha sido génesis de la ciudad, origen de su crecimiento y riqueza a través del comercio de ultramar, pero que “en ocasiones también fue brutal y despiadada llevándose consigo tantas vidas y dejando tras de sí el dolor de tantas familias”.

En este sentido, ha recordado que once cántabros perdieron la vida en ese naufragio, a nueve millas al este de Cabo Finisterre, dejando a seis mujeres viudas y a diecinueve niños huérfanos y que, a pesar de haber pasado ya 54 años, el dolor de sus familias y el recuerdo de quienes les dejaron antes de tiempo sigue vivo.

“Hoy por fin descubrimos esa sencilla placa que mira hacia una de las bahías más bellas del mundo, en uno de los parajes más hermosos de la ciudad, este precioso parque de Gamazo”, ha recalcado.

Por su parte, el presidente de la Asociación Náufragos de la Mar ha agradecido al Ayuntamiento que haya hecho posible que en Santander, “ciudad marinera que no vive de espaldas al mar podamos tener un rincón para rendir homenaje a los desaparecidos en la mar porque son invisibles pero no ausentes”.

Esther Campo, en representación de las familias de los desaparecidos en el naufragio del Bonifaz, ha descrito a la mar como “espacio de acogida en el final de la vida de nuestros seres queridos, como el seno de la madre que los acogió hasta parirlos”. “También nos regala sus lágrimas saladas, que se mezclan con las nuestras”, ha añadido.

“La gente de tierra adentro piensa que la mar separa, que crea distancias, pero no es cierto, hoy es la mar quien nos convoca y nos reúne en este día de recuerdos, que no han de ser tristes o dolorosos sino que podemos convertirlos en memoria de gratitud por lo que vivimos con quienes hoy recordamos”, ha afirmado Esther Campo, que perdió a su hermano y su cuñada en el hundimiento del petrolero.

Print Friendly, PDF & Email
Share