Guardiola (Sabadell) dice que trasladar los costes a los depósitos es “una vía de escape” para la rentabilidad

El consejero delegado de Banco Sabadell, Jaime Guardiola, cree que la banca trasladará los mayores costes que afronta al precio de los depósitos como “vía de escape” para la rentabilidad del sector financiero, según ha puesto de manifiesto durante el XV Encuentro del Sector Bancario organizado por IESE y patrocinado por EY.

Guardiola ha reconocido que la banca es de los sectores más directamente afectados por los cambios tecnológicos, pero que la “verdadera encrucijada” tiene más que ver con elementos que presionan su rentabilidad, como la situación de tipos de interés negativos y las elevadas exigencias de capital.

En cuanto a la posibilidad de trasladar a los servicios los mayores costes regulatorios y derivados de la transformación tecnológica, Guardiola ha apuntado que el mercado español es “super competido”, lo que no permite a las entidades “mucha capacidad de subir los precios”, especialmente en el lado del activo.

“Sí creo que la dinámica del mercado está empezando a permitir cargar los costes en los depósitos y lo estamos viendo un poco en el sector institucional, financiero, corporativo, en la parte de Administración Pública… y creo que va a ser una vía un poco de escape para la rentabilidad”, ha reconocido Guardiola.

En cualquier caso, el consejero delegado de Banco Sabadell ha señalado que ni la política monetaria ni las crecientes exigencias regulatorias son elementos estructurales, como sí lo son la transformación de los modelos de negocio por la disrupción digital.

En este sentido, considera que el sector ha experimentado un proceso de consolidación “ejemplar”, pero que debe de seguir transformándose en el nuevo entorno digital en el que el cliente es “más exigente” y han irrumpido nuevos competidores tecnológicos.

Según ha asegurado, las fintech son “un socio natural de la banca” que puede beneficiarse de la escala y tamaño del sector tradicional y, a cambio, ofrecer “talento, frescura y capacidad para entrar en determinados segmentos de actividad”.

Por el contrario, las bigtech son grandes competidores para los bancos, aunque Guardiola ha destacado que los clientes fían más sus datos a las entidades tradicionales, lo que supone una ventaja para el sector.

Asimismo, el directivo ha asegurado que la tecnología también ofrece a las entidades la oportunidad de generar beneficios a través del uso de plataformas abiertas colaborativas, y ha aprovechado para recordar que la migración tecnológica de su filial británica TSB, pese a que fue “muy complicada”, actualmente tiene “ventajas competitivas clarísimas”.

LA VOLTERETA DE TSB

El consejero delegado de Banco Sabadell ha reconocido que 2018 fue “un año horrible” para el negocio en Reino Unido, con una migración “muy compleja” que implicó extraer cinco millones de clientes de un gran banco para llevarlos a una plataforma completamente nueva. “Eso era como hacer una voltereta, un salto mortal complejo”, ha ejemplificado.

Pese a las dificultades, el banco ha cumplido con los requisitos que se marcó para 2019: conseguir una plataforma estable y capaz de ofrecer ventajas competitivas, recuperar el ritmo comercial y la reputación y construir un nuevo equipo.

En cuanto al plan estratégico para TSB presentado recientemente, Guardiola ha explicado que se centra en mejorar el mix del activo, mejorar la rentabilidad mediante un crecimiento en el crédito al consumo y seguir creciendo en hipotecas, a la vez que se mejora significativamente la eficiencia mediante la reducción de oficinas y la simplificación de procesos.

Print Friendly, PDF & Email
Share