Garicano defiende el esfuerzo de Arrimadas por pactar los Presupuestos pese a las «bofetadas» de Sánchez a Ciudadanos

Dirigentes de Cs respaldan la estrategia seguida por su presidenta porque muestra que Sánchez elige a ERC y Bildu porque quiere

El líder de Ciudadanos en el Parlamento Europeo, Luis Garicano, ha defendido el esfuerzo que ha hecho la líder de su partido, Inés Arrimadas, para intentar que el Gobierno pactase los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con Cs en vez de con Esquerra y Bildu, pese a las «bofetadas» del presidente Pedro Sánchez a la formación naranja.

«Todos hemos sufrido viendo cómo Inés Arrimadas hacía lo imposible por mantener una mano tendida ante las bofetadas que nos iba propinando Sánchez. Pero este periodo ha dejado clarísimo que Sánchez elige a Bildu y ERC, y sus malas políticas, porque quiere», ha escrito Garicano en un mensaje en Twitter.

Tras los pactos del Gobierno con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y EH Bildu para que apoyen los Presupuestos, Arrimadas ha confirmado este jueves que Cs votará en contra de las cuentas públicas en el Pleno del Congreso, aunque ya durante esta semana se ha opuesto en muchas de las votaciones de las secciones de los PGE en comisión parlamentaria.

Según ha explicado, la negativa de Cs se debe, entre otras cosas, a que el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos no ha aceptado sus condiciones presupuestarias –ayudas directas a pymes y autónomos y permiso retribuido para padres cuyos hijos tienen que hacer cuarentena por el coronavirus– y a las «contrapartidas intolerables al nacionalismo», como la eliminación del castellano como lengua vehicular en la futura ley de educación.

ACERCAMIENTO PROGRESIVO DE SÁNCHEZ AL INDEPENDENTISMO

Tras un primer periodo de interlocución con el Gobierno y con el PSOE, Ciudadanos anunció que había acordado limitar las subidas de impuestos en el proyecto de Presupuestos, y esta semana ha acordado con los socialistas el establecimiento de una tarjeta sanitaria única para toda España.

Pero, en paralelo, determinadas decisiones del Gobierno –como la propuesta de reforma del Consejo General del Poder Judicial o la aprobación del estado de alarma por seis meses– y su progresivo acercamiento a Esquerra y Bildu hicieron que fuera aumentando el malestar Cs.

Ante esa inclinación hacia los partidos independentistas, la semana pasada los naranjas endurecieron sus condiciones para votar a favor de los Presupuestos, exigiendo al Ejecutivo que se revirtiese la cuestión del castellano en la ley Celaá y que se comprometiese por escrito a no permitir referéndums de autodeterminación.

Ahora que Arrimadas ha confirmado el no a los PGE, distintos dirigentes nacionales, autonómicos y municipales de Ciudadanos han salido en Twitter a mostrar su respaldo a la estrategia que ha seguido su presidenta durante estos meses.

BAL CREE QUE «HA MERECIDO LA PENA»

En general, han insistido en el argumento de que, al ofrecerse a negociar, Cs ha logrado mostrar a la opinión pública que si Sánchez ha elegido pactar con ERC y Bildu es porque ha querido, no porque no tuviera otra opción. Así lo han señalado miembros del Comité Permanente como Carlos Cuadrado, José María Espejo-Saavedra, Edmundo Bal, Melisa Rodríguez y Borja González.

«Entre la moderación o la radicalidad, Sánchez ha escogido la segunda opción», ha afirmado Cuadrado, vicesecretario primero, que ha añadido que los miembros de su partido podrán «dormir por la noche» tras haber «frenado locuras» en los Presupuestos y conseguido «medidas buenas para los españoles».

Para Bal, portavoz adjunto en el Congreso, el esfuerzo «ha merecido la pena», también porque se ha dejado a Sánchez «en evidencia». «Muchos españoles se quitan la venda de los ojos gracias a Cs», ha dicho, por su parte, la portavoz de la Ejecutiva, Melisa Rodríguez.

«HEMOS DESENMASCARADO AL MENTIROSO»

Asimismo, se han pronunciado los otros ocho diputados de Ciudadanos en la Cámara Baja, entre ellos la portavoz en la Comisión de Presupuestos, María Muñoz, que considera que «el mejor servicio a España es dejar al descubierto a Sánchez y las intenciones de su Gobierno».

«Hemos desenmascarado al mentiroso, siempre quiso a Bildu y ERC», ha escrito Pablo Cambronero, mientras que su compañera Marta Martín ha afirmado que «el sanchismo ha elegido voluntariamente subastar España en lugar servir con propuestas moderadas a los ciudadanos», y ha dado las gracias a Arrimadas por su esfuerzo.

Ese agradecimiento también lo ha expresado la consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera, que espera que algún día se reconozca el «esfuerzo» de Arrimadas por mantener la mano tendida a Sánchez «hasta el final» para que pactase «con el constitucionalismo».

Por su parte, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha lamentado que, al rechazarse la «alternativa sensata y moderada» de Cs, ganan los socios del Gobierno y «pierde España», y el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha indicado que «un proyecto que rompe la nación, basado en la desigualdad y en la imposición de los mitos nacionalistas, no puede ser nunca un proyecto de progreso».

VILLACÍS: NO ESCOGIMOS «EL CAMINO FÁCIL»

En opinión de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, el partido naranja no ha escogido «el camino fácil» al apostar por llegar a un acuerdo con Sánchez, que «ha elegido» y a partir de hoy «quedará siempre ligado a Podemos, ERC y Bildu».

Otros cargos que han apoyado la posición ante los PGE son los portavoces en las Cortes de Aragón, Daniel Pérez Calvo, y en el Parlamento de Cantabria, Félix Álvarez.

Éste último se mostrado «orgulloso» de Arrimadas y su equipo, que «se han dejado la piel para negociar unos Presupuestos mejores para España». «Hemos soportado insultos, desprecio, incluso humillaciones. Hemos aguantado bofetadas y empujones. Pocas por España. Pero nadie podrá decir que no lo intentamos», ha manifestado.

En el mismo sentido, Pérez Calvo ha señalado que, «mientras unos no se han movido», otros, como Ciudadanos, han «echado el resto en una dura contrarreloj, conscientes de que si el tiempo no cambia a las personas» –en alusión a Sánchez–, «al menos las desenmascara».

Print Friendly, PDF & Email