España pedirá a Bruselas que vigile el precio de la aceituna de mesa tras los aranceles de EEUU

BRUSELAS, 16

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, tiene previsto pedir a la Comisión Europea, durante la reunión de este lunes con el resto de titulares europeos del ramo, que se mantenga vigilante ante una posible caída de los precios de la aceituna negra de mesa como consecuencia de los aranceles que ha impuesto Estados Unidos a las importaciones de este producto y a la buena cosecha de este año.

Así lo anunció el propio Planas el pasado miércoles en la reunión con los consejeros de Agricultura de las comunidades autónomas. El ministro sacará este tema en la discusión con sus colegas del resto de la UE sobre el estado de los mercados agrícolas, en la que también pedirá a Bruselas que vigile la evolución del sector vitivinícola.

Según han explicado fuentes diplomáticas, el Gobierno teme que la buena cosecha de la última temporada, unida a las dificultades de exportar a Estados Unidos por los aranceles impuestos por la administración norteamericana provoque una caída del precio de las aceitunas negras de mesa que afecte a los productores españoles.

La Comisión Europea sigue estudiando la adecuación de la medida de Washington con las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y estudiando si eleva el caso a este foro internacional, han precisado fuentes comunitarias a Europa Press.

Los ministros de Agricultura de los Estados miembros también continuarán con sus debates sobre la Política Agraria Común (PAC) a partir de 2021. En esta ocasión, se centrarán en las novedades del reglamento sobre la organización común del mercado (OMC) y el reglamento horizontal sobre financiación, gestión y seguimiento.

En el capítulo de pesca, los Veintiocho deben acordar los Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas para cinco especies de profundidad, cuya propuesta inicial de la Comisión Europea es “bastante positiva” para los intereses de España, según fuentes diplomáticas.

El esfuerzo de las autoridades españolas se centrará en el besugo del Golfo de Cádiz, un stock para el que Bruselas propone un recorte del 10% en 2019 y el mantenimiento de las posibilidades de pesca un año después. También intentarán aliviar el recorte del 20% planteado para las capturas de besugos del norte y alfonsinos, que en ambos casos son especies de estrangulamiento para la flota española.

Print Friendly, PDF & Email
Share