El nuevo Congreso batirá récord de grupos, incluido uno de Bildu, y tendrá un Mixto de 12 partidos

Junts sigue sin porcentaje suficiente para tener grupo y compartirá el Mixto con otras 11 formaciones, tres de ellas nuevas en la Cámara

El nuevo Congreso surgido de las elecciones de este domingo, que se constituirá el próximo 3 de diciembre, será el que cuente con más grupos parlamentarios desde 1978, incluido uno de EH Bildu, y tendrá uno de los Mixtos más amplios de la democracia.

Los partidos contarán con cinco días hábiles desde la constitución de las Cortes Generales para crear sus grupos parlamentarios en el Congreso y en el Senado, es decir, hasta el 12 de diciembre, siempre y cuando las Mesas de ambas Cámaras no amplíen ese plazo si lo consideran oportuno.

El Reglamento establece que todos los partidos que tengan 15 o más escaños podrán constituir grupo parlamentario, requisito que cumplen PSOE, PP, Vox y Unidas Podemos y sus confluencias.

Pero hay una segunda vía para constituir grupo propio: superar los cinco diputados y el 5% de los votos en todo el país o el 15% en todas las circunscripciones en las que se concurre. Esta fórmula le vale a Ciudadanos, que ha logrado 10 actas y el 6,79%; al PNV, con 7 asientos y más del 15% de los votos en las tres provincias vascas y también a Bildu, que rebasa ese umbral en Álava, Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra.

También se aseguran grupo con estos requisitos los independentistas de Esquerra Republicana, que han sumado 13 escaños y están por encima de ese mínimo del 15% en las cuatro provincias catalanas.

No le pasa los mismo a Junts, que tiene 8 asientos en la Carrera de San Jerónimo, supera el 15% en Girona y Lleida, pero no llega ni en Barcelona (11,74%) ni en Tarragona (13,35%). Así las cosas, todo hace prever que esta formación pasará una tercera legislatura en el Mixto, donde recaló en 2016.

El Mixto, donde acaban los diputados que no se adscriben a ningún grupo, podría acoger a 21 parlamentarios de 12 formaciones, tres de las cuales han entrado por primera vez en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

En concreto, se prevé que agrupe a ocho diputados de Junts, dos de Unión del Pueblo Navarro (que se ha presentado en coalición con PP y Cs), dos de la CUP, dos de Más País y uno de cada uno de los siguientes partidos: Foro Asturias (socio electoral del PP), Compromís, el Bloque Nacionalista Galego (BNG), el Partido Regionalista de Cantabria y ¡Teruel Existe!.

SENADO

En la Cámara Alta, el Reglamento exige contar con diez senadores para poder formar grupo propio y es habitual que los mayoritarios presten senadores a los pequeños para permitirles llegar a ese mínimo. Una vez que arranca el periodo de sesiones, los parlamentarios cedidos vuelven a su grupo original.

Así, es seguro que el PSOE constituirá grupo con sus 112 senadores y que el PP tendrá el suyo con 95 (96 si se suma la senadora de Navarra+). El tercer grupo será para ERC, que tendrá 13 senadores y podría repetir fórmula de grupo con EH Bildu (2). El cuarto le corresponde al PNV (10).

A partir de aquí se desconoce el futuro del resto de partidos que tienen algún escaño y que son 15. Ciudadanos tiene 8 senadores autonómicos y uno más con la senadora de Navarra+, pero no alcanzará los 10 que exige el reglamento. La formación naranja es contraria al préstamo de escaños entre partidos para alcanzar ese mínimo exigido, así que si mantiene este criterio tendrá que acomodarse en el Grupo Mixto.

Junts ha tenido grupo también propio en la pasada legislatura junto a Coalición Canaria y con ayuda de otros partidos. Tiene cinco senadores y los canarios uno más, así que necesitan que les presten 4 para repetir fórmula.

Unidas Podemos (3), Más País-Compromís (2) y MES (1) se quedan a cuatro senadores de los necesarios para formar grupo, lo que podrían intentar aliándose con otros partidos o pidiendo ayuda. Si no, tendrán que pasar también al Grupo Mixto.

En este grupo podrían quedar también los tres senadores de Vox, el de Geroa Bai, el de UPN (Navarra+), el del PAR, el de Coalición por Melilla y los dos senadores de ¡Teruel Existe!

VENTAJAS POLÍTICAS Y ECONÓMICAS

Tener grupo propio supone grandes ventajas políticas, económicas y de medios. Quien lo constituye tiene garantizada su representación en todas las comisiones parlamentarias, en la Diputación Permanente y voz propia en la Junta de Portavoces y capacidad para intervenir en todos los debates en igualdad de condiciones; mientras que dentro del Grupo Mixto hay que repartirse tiempos de intervención y asientos en las comisiones.

En las sesiones de control, tener grupo propio posibilita entrar en los cupos de preguntas e interpelaciones al Gobierno, así como ventajas a la hora de incluir sus proposiciones no de ley en los plenos, pero en el Grupo Mixto todo ese pedazo de tarta debe distribuirse a partes iguales.

En el plano económico, por ejemplo, durante la anterior legislatura las fuerzas políticas que se constituyeron en grupo recibieron en el Congreso una subvención fija de 28.597,08 euros mensuales y otra variable, en función del número de diputados componían el grupo, que ascendía a unos 1.645,49 euros mensuales por escaño. El sistema en el Senado es idéntico, aunque varían las cantidades.

Además, sólo habiendo conseguido grupo parlamentario propio se puede acceder al cobro de las subvenciones por envío gratuito de propaganda electoral durante la campaña. Y las ventajas se prolongan para las siguientes elecciones, porque los que ahora lo consigan tendrán opción a presencia en los futuros debates electorales y planes de cobertura informativa de los medios públicos.

Print Friendly, PDF & Email
Share