El Gobierno destaca el “fortísimo perjuicio” de los aranceles a la aceituna y defiende sus “actuaciones”

LA RODA DE ANDALUCÍA (SEVILLA), 14

El Gobierno ha reconocido que los aranceles ya ratificados por Estados Unidos a la importación de aceituna negra de mesa española, al considerar que las mismas son comercializadas en su territorio por debajo de su precio de mercado, gracias a las subvenciones que recibe el sector productor español, causan “un fortísimo perjuicio al sector y a toda Andalucía”, defendiendo en paralelo sus “actuaciones” en defensa de dicho producto.

En una carta enviada al alcalde de La Roda de Andalucía (Sevilla), Fidel Romero (IU), como respuesta a un escrito de éste al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (PSOE), el gabinete central defiende que, ante los aranceles contra la aceituna negra española impuestos por Estados Unidos, “el Gobierno ha puesto en marcha todas las actuaciones necesarias para responder a esta situación”.

EL PAPEL DEL GOBIERNO

Asimismo, y mediante dicha carta recogida por Europa Press, el Gobierno defiende que ha “colaborado activamente con la Administración americana, proporcionando toda la información y justificantes sobre la adecuación de las ayudas recibidas por el sector a la normativa de comercio internacional”. Toda vez que, bajo la coordinación de la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y en estrecha colaboración con la Comisión Europea, se ha remitido toda la documentación pertinente a las instituciones estadounidenses.

Por su parte, el alcalde de La Roda de Andalucía ha saludado la carta pero, a su vez, ha reclamado que “las autoridades comunitarias y españolas tengan previsto un plan de ayudas al sector”, puesto que, según el primer edil, cuya localidad acoge una de las principales empresas del sector de la aceituna de mesa, “no hay que conformarse solo y exclusivamente en que se pleitee al respecto, sino que se necesita que se elabore y aplique un plan de ayudas al sector y debe ser consensuado”.

IMPOSICIÓN DE ARANCELES

Cabe recordar que la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos confirmaba el pasado 10 de julio los aranceles contra la aceituna de negra española, al decidir que las importaciones procedentes de España “causan un daño importante o son una amenaza para la industria californiana”, según informaba la Asociación de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (Asemesa).

De tal manera, esta resolución supuso que desde que se publicase oficialmente el arancel antidumping del 20%, ya vigente desde el 18 de junio, en el Boletín Oficial de EE.UU. (Federal Register), se añadiría el arancel compensatorio de las subvenciones del 14,75%, sumando un 34,75% en total.

Estos aranceles se imponen por un periodo de cinco años prorrogables por cinco más y supondrán “la pérdida de la práctica totalidad del mercado americano de aceituna negra para España, además de crear un peligrosísimo precedente para todos los productos agrícolas procedentes de la UE, al poner en cuestión el modelo de ayudas de la PAC”.

Como consecuencia, Asemesa, junto con otros colectivos, recurría las resoluciones adoptadas ante los tribunales competentes de la jurisdicción americana y pedía a la Comisión Europa que realizase lo mismo ante la Organización Mundial del Comercio, consiguiendo que esto se llevase acabo el pasado 5 de agosto. En concreto, Bruselas trasmitió este mismo mes a la Administración española que “había tomado la decisión de acudir al Tribunal de la OMC, por lo que se está a la espera de la notificación de esta decisión “por escrito”.

Print Friendly, PDF & Email
Share