Dia confirma conversaciones “muy avanzadas” con los bancos acreedores para refinanciar su deuda

La cadena de supermercados Dia ha asegurado que mantiene conversaciones “muy avanzadas” con sus bancos acreedores de referencia para alcanzar un acuerdo para refinanciar la deuda bancaria de la compañía, según ha comunicado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La firma española, que a finales de mes será excluida del Ibex 35, ha subrayado que en “ningún momento” ha propuesto a sus bancos acreedores ninguna quita o cualquier otra alternativa “que no sea la del pleno reconocimiento y abono de las cantidades adeudadas a ellos y al resto de acreedores financieros”.

De esta forma, la enseña presidida de forma provisional por Richard Golding ha reiterado que cuenta con el “pleno apoyo” de sus proveedores y demás socios comerciales, a los que une relaciones comerciales que vienen siendo satisfechas por todas las partes de “manera óptima” y a los que ha querido agradecer su confianza en estos momentos.

La salida de Dia del selectivo español llega en uno de los peores momentos que atraviesa la firma desde que debutara en Bolsa en julio de 2011, ya que coincide con el cese del consejero delegado, Ricardo Currás, y de la anticipada dimisión de Ana María Llopis como presidenta del grupo, que fueron los encargados de liderar su salida bursátil hace ocho años, además de la reciente marcha de Stephan DuCharme, mano derecha del millonario ruso Mikhail Fridman.

Las acciones de Dia han perdido en lo que va de año un 90% y sus títulos han registrado mínimos históricos, después de haber anunciado un profit warning , la suspensión del dividendo para 2019 y la reorganización de su estructura organizativa, además de estudiar el cierre de tiendas no rentables en España, e incluso una posible ampliación de capital.

En este escenario, el fondo Letterone Investment, en el que participa el millonario ruso Mikhail Fridman, se mantiene a la espera después de que haya elevado su participación hasta el 29% y se sitúe en el umbral del 30% que establece la obligación de lanzar una OPA por el 100% de la compañía, según la actual legislación del mercado.

El inversor ruso ha perdido el 90% de su inversión en Dia, donde invirtió 300 millones en julio de 2017, comprando acciones a un precio de seis euros por acción y tomando un 10% del capital del grupo. Posteriormente, incrementó su participación hasta el 29,9% actual comprando títulos a un precio medio de cuatro euros por título.

Print Friendly, PDF & Email
Share