CESIDA y el rapero Arkano lanzan una campaña para combatir la intolerancia que sufren las personas con VIH

La Coordinadora Estatal de VIH y Sida (CESIDA) y el rapero Arkano han lanzado una campaña para combatir la intolerancia que sufren las personas con VIH. El artista ha sido el compositor del tema de la iniciativa titulado Batalla a la Intolerancia .

El hashtag #Batallaalaintolerancia recoge la esencia de esta campaña que quiere sensibilizar a la población sobre el estigma y la discriminación que las personas con VIH sufren de manera cotidiana. De hecho, la letra de Arkano muestra las batallas diarias que lidian estas personas cuando quieren acceder a los Cuerpos de Seguridad del Estado, pedir una hipoteca o ir al dentista.

“El estigma asociado a esta enfermedad tiene como consecuencia que muchas personas con VIH vivan la situación desde la soledad y el aislamiento. Por eso son importantes campañas como esta que difunden el mensaje de que una persona con VIH en tratamiento y con carga viral indetectable no transmite la infección, incluso manteniendo relaciones sexuales sin preservativo”, ha dicho el presidente de CESIDA, Ramón Espacio.

Asimismo, la cátedra de DECADE-UAH y abogada-colaboradora de Clínica Legal, Paulina Ramírez, ha añadido que aunque las personas con VIH son titulares de todos los derechos que se reconocen en el sistema jurídico español, siguen enfrentándose a numerosas barreras: institucionales, legales, por protocolos internos, y actitudinales.

De hecho, durante el año 2017, Clínica Legal recibió un 19 por ciento de consultas sobre situaciones de discriminación (por ejemplo, la exclusión de persona con VIH de donar sangre o de acceder a la Policía); el 21 por ciento de las consultas evidenciaron situaciones de limitación de derechos (por ejemplo, exigir la prueba de detección del VIH en el puesto de trabajo); y el 24 por ciento mostraban situaciones de limitación de derechos (por ejemplo, en el acceso a los seguros de salud por las personas con VIH o en el acceso de las personas con VIH a las profesiones sanitarias).

Un caso habitual de discriminación que retrata Arkano en su letra es cuando una persona con VIH intenta contratar un servicio privado, como puede ser un servicio médico, estético o dental. “Si asocian VIH al lenguaje de los vicios, pues la verdadera epidemia es la de los prejuicios. Si yo he sido capaz de asimilarlo, ¿por qué algún médico no está en la misma situación?”, recita Arkano la canción.

En muchas ocasiones las personas con VIH son las últimas en ser atendidas por las falsas creencias que siguen asociadas al riesgo de transmisión del VIH. “El hecho de atender en último lugar a una persona con VIH en el dentista o en una implantación capilar evidencia la falta de conocimiento de los datos científicos sobre el VIH”, ha sentenciado Ramírez.

Por su parte, la directora de SEISIDA y doctora en psicología social, María José Fuster, ha estudiado en profundidad el impacto del estigma en la salud y la autoestima de las personas seropositivas. “El VIH continúa siendo una de las enfermedades más estigmatizadas en casi todas las culturas del mundo. El prejuicio hacia las personas con VIH puede ser muy severo, y además influye negativamente en la prevención, diagnóstico y tratamiento”, ha argumento.

Finalmente, el presidente de CESIDA, Ramón Espacio, ha reconocido sentirse optimista ante las iniciativas lideradas por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para revertir esta realidad, sobre todo en lo referente a las situaciones de limitaciones de derechos y acceso a prestaciones. “Creemos que acabar con estas situaciones es una cuestión de derechos humanos y calidad democrática”, ha zanjado.

Print Friendly, PDF & Email
Share