ACS logra la mayor obra de infraestructuras de la historia de Virginia por 3.000 millones

La construcción de un conjunto de 6,5 kilómetros de túneles y puentes sobre una bahía para mejorar el tráfico de una autopista

MADRID, 15

ACS se ha adjudicado el contrato de obras de construcción de un conjunto de túneles y puentes en la autopista I-64 Hampton Roads de Virginia (Estados Unidos) valorado en 3.000 millones de euros y que, según la compañía, constituye el mayor proyecto de este tipo de la historia de este Estado.

El grupo que preside Florentino Pérez suma este macrocontrato a la destacada cartera de obras con que cuenta en Norteamérica, actual primer mercado de la empresa por ingresos.

El proyecto logrado ahora consiste en diseñar y construir mejoras a lo largo de un tramo de dicha autopista de unos quince kilómetros entre las localidades de Hampton y Norfolk.

El proyecto incluye la ejecución de un nuevo cruce sobre la bahía de 6,3 kilómetros de longitud, mediante una combinación de túneles y viaductos.

El tramo se acometerá en paralelo al trazado existente y supondrá la reconstrucción total de los actuales viaductos entre las islas artificiales que existen en esta zona y ambas orillas del continente, en la costa Este.

Según detalló ACS, lo nuevos túneles añadirán cuatro carriles adicionales, con lo que este tramo de la autopista sumará un total de ocho carriles de circulación, que serán construidos mediante una tuneladora de “última generación”.

La compañía española se ha hecho con este megaproyecto a través de un consorcio en el que participa a través de sus filiales Dragados USA y Flatiron (Hochtief), y que completa la francesa Vinci Grands Projects.

MERCADOS ESTRATÉGICOS.

ACS logra este proyecto tras resultar este jueves adjudicatario de un contrato ferroviario en Australia de 800 millones de euros en consorcio con la también española CAF, que se suma al del tranvía de una ciudad próxima a Sydney logrado recientemente.

Este nuevo proyecto en Australia, segundo mayor mercado de la compañía, y el ahora logrado en Estados Unidos, se suma a los conseguidos el pasado año, entre los que figuran el tren automático del aeropuerto de Los Ángeles o una gran obra para un complejo hidráulico en Canadá.

Print Friendly, PDF & Email
Share