Susana Díaz defiende su gestión para blindar la dependencia y Podemos ve «imposible» ofrecer «calidad sobre precariedad»

SEVILLA, 7

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha defendido este jueves la gestión de su Ejecutivo al objeto de «blindar» la dependencia como cuarto pilar del Estado del bienestar, mientras que Podemos Andalucía ha advertido de que es «imposible» ofrecer «calidad sobre la precariedad» a cuenta de la situación laboral de los trabajadores de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia.

Durante la sesión de control al Gobierno andaluz en el Parlamento, y en el turno de debate de Podemos con la presidenta, que está vez ha corrido a cargo de la portavoz adjunta del grupo Esperanza Gómez, Susana Díaz ha saludado que el partido morado reconozca la importancia de la dependencia y ha afirmado en Andalucía «la hemos mantenido a pulmón» a pesar de «los recortes y de no recibir lo que nos corresponde, porque con el Gobierno de Rajoy han desaparecido 733 millones que deberían haber sufragado el sistema».

Gómez, de su lado, ha señalado que junto con la educación, la sanidad, la vivienda o las pensiones, la dependencia es un elemento esencial que el Estado debe garantizar «para asegurar una vida digna a la ciudadanía» por eso, y estando en una sociedad que envejece porque, afortunadamente, cada vez vivimos más tiempo; «hay que replantearse el valor de los cuidados y repensar el papel que debe jugar en la sociedad en un ámbito que no se debe reducir al privado».

Así las cosas, replicando que la Junta defienda que mantiene el sistema «a pulmón», la parlamentaria de Podemos ha asegurado que la dependencia se está manteniendo «a costa asfixiar a los trabajadores del sistema» pues la situación laboral de los empleados de la Agencia para los Servicios Sociales y la Dependencia es «caótica».

Según ha explicado Gómez, en esta agencia trabaja personal procedente de tres entidades distintas, «lo que provoca que haya hasta tres escalas salariales para un mismo puesto de trabajo, que causa diferencias de hasta 3.000 euros al año». Otra de las situaciones que ha denunciado es que haya empleados que, tras nueve años en la agencia «continúan como aprendices» o que a algunos se le reconozcan los trienios, a otros no y que no todos los cobren.

También se ha referido la portavoz adjunta de Podemos Andalucía a la situación de las empleadas de la teleasistencia para hacer hincapié en «los problemas que tienen para conciliar», así como que no esté listo el convenio colectivo o que no tenga un plan de igualdad. «No cuidamos a quienes nos cuidan», ha apostillado Esperanza Gómez.

Susana Díaz ha asegurado que el Gobierno andaluz se preocupa «y se ocupa» de los trabajadores del sistema de la dependencia, cuando ha explicado, en lo que al convenio colectivo de la Agencia respecta, que el preacuerdo de junio del 2017 «se ha visto condicionado al acuerdo de los sindicatos en España con el Gobierno central».

Ha concretado que su Ejecutivo sostiene el 82 por ciento de la financiación del sistema «a pesar de tener todas las dificultades del mundo y de la infrafinanciación a la que está sometida Andalucía», y lo hace así porque la dependencia es «un elemento a blindar por el Gobierno», a la par que ha destacado que la que preside es la única comunidad en la que los trabajadores de este ámbito «son empleados públicos».

Así las cosas, la presidenta ha confiado en que cuanto antes se llegue a un acuerdo en la referida Agencia pero «con los representantes de los trabajadores, que son los que deben negociar, y estoy segura de que lo harán conforme a la ley».

LE AFEA QUE SE SUME EL DISCURSO DE LA DERECHA

Con todo, ha dicho a la parlamentaria de Podemos que le tiende la mano para sumar todo lo que pueda enriquecer a la dependencia en Andalucía, si bien le ha reclamado que «no se sume a la campaña de la derecha que persigue deteriorar los servicios públicos porque no cree en ellos, porque no creen en el Estado del bienestar».

En su réplica, Esperanza Gómez ha considerado «inasumible» que el Gobierno andaluz «adopte prácticas empresariales propias de otros países con otros niveles de desarrollo», cuando ha considerado que la situación de estos trabajadores «no es algo puntual sino que es un problema endémico de la Junta que se reproduce en multitud de entes instrumentales» y que evidencia, a su juicio, «un crecimiento sin planificación y una gestión improvisada».

Y esto causa «un caos organizativo que tiene efectos en los servicios prestados y que es fruto de un proceso de integración ejecutado sin rigor» y cuyos resultados «se cuestionan en resoluciones judiciales que, unas tras otras, cuestionan cómo se ha hecho ese proceso», ha añadido la diputada de Podemos.

Además, le ha pedido a Susana Díaz que se cubra «las 50 plazas vacantes del servicio de valoración de la dependencia», para terminar con una lista de espera que es ya «de más de dos años», lo que provoca que «personas que están esperando su ayuda mueran en el proceso»; y también que se comprometa a que el servicio de la teleasistencia no se va a privatizar.

Tras estas palabras, Susana Díaz ha advertido a la portavoz de Podemos de que «cuando utiliza términos como caos o muertes, genera una imagen negra del sistema, y ese es el mismo discurso de la derecha».

De este modo, ha asegurado que «no es verdad que se privatice ningún servicio» aunque ha dicho que tampoco puede ser, como cree que quiere el partido morado, «que se presten todos los servicios públicos desde la administración, porque así se pone en riesgo el Estado del bienestar ya que eso es insostenible».

La presidenta se ha mostrado convencida de la necesidad de blindar la dependencia porque «da dignidad a las personas y respiro a la familia», así como ha negado que haya 50 vacantes en los valoradores del sistema: «de los 205 puestos, 38 vacantes se han contratado de forma interina, y cuando lleguen los funcionarios se desalojarán los interinos, eso es cumplir con la concurrencia competitiva de igualdad en el acceso a la función pública».

«Si cree que la dependencia es el cuarto pilar del Estado del bienestar y que hay protegerla, tiene mi mano tendida en los elementos que puedan mejorar la prestación pero seremos firmes en la defensa del servicio que se presta porque, cuando lo ponen en cuestión, le hace el juego a la derecha, que no cree en la dependencia», ha concluido Susana Díaz antes de hacer hincapié en que Andalucía «ha hecho lo imposible para mantener el sistema en los peores años de la crisis».

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Borja Sémper (PP) sobre los nuevos ministros: «Hay gente estupenda y magnífica»
Cs Baleares asegura que el reparto de ministerios demuestra que Armengol «cuenta poco» para Sánchez

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios