PP apoya que Gobierno endurezca las restricciones pero le pide «diálogo» y que «enseñe» informes técnicos

El PP ha avalado la decisión del Gobierno de Cantabria (PRC-PSOE) de endurecer las restricciones por el COVID-19 ante esta tercera ola pero le ha pedido pide «diálogo» con la oposición, los expertos y los sectores afectados y que se base en criterios técnicos, científicos y sanitarios. De hecho, le ha demandado que «enseñe» los informes técnicos que las respaldan sus medidas.

Así lo ha indicado este jueves la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, a preguntas de los medios de comunicación, después de que la recientemente cesada directora general de Salud Pública, Paloma Navas, haya hablado en los medios de comunicación de «injerencias políticas» durante el ejercicio de su trabajo, algo que para los populares , ha marcado «un antes y un después».

«La confianza está muy bien pero hay que ganarla, hay que merecerla y hay que renovarla todos los días», ha dicho Buruaga, quien ha aclarado que, aunque para el PP la «premisa» es la de «respetar» las decisiones que adopte el Ejecutivo para frenar el Covid, cree que «es hora ya de que el Gobierno comience a enseñar y que todos nosotros podamos conocer esos informes y esas justificaciones» a la hora de adoptar las limitaciones.

Buruaga ha asegurado que el PP, «a pesar de la actitud del Gobierno y de lo poco que le escucha», no va «cuestionar nunca» las decisiones del Ejecutivo en las restricciones «siempre que» estén basadas en criterios sanitarios y técnicos.

A su juicio, el «problema» y lo que ocurre es que el Gobierno «siempre» actúa «mal y tarde» y va «a remolque» por lo que, según Buruaga, cuando «reacciona» toma «medidas drásticas» y «extremas» y «hace siempre lo más fácil pero no siempre lo mejor» y, por ello, ha pedido medidas «proporcionadas» y «proporcionales» y basadas en «evidencias científicas».

LAS MEDIDAS PARA LA HOSTELERÍA

En este sentido, se ha referido a lo que, a su juicio, es un «cierre encubierto» de la hostelería, que desde principios de noviembre no puede atender en el interior de los locales y solo están abiertas las terrazas y con limitaciones, situación que, según anunció el Gobierno ayer, se mantendrá durante un mes más.

Para Buruaga, el «problema» no está en las medidas que se están anunciando ahora sino en «dónde» se colocó «el listón de las restricciones» para la hostelería en noviembre.

«Cuando uno colocó el listón donde lo colocó hace dos meses pues, evidentemente, ahora con una tercera ola que dispara los contagios, ahora no puede moverse, pero ahí radica el problema: en quién tomó esta decisión, cómo se tomó esa decisión y quién responde de los daños que esa decisión ha acarreado a un sector como el de la hostelería que está agonizando», ha dicho.

La líder del PP ha opinado que se ha tratado de «demonizar» a la hostelería y cree que, si se revisa el resultado que han tenido las limitaciones al sector, «muy poco se pueden apoyar las medidas adoptadas en la evidencia científica».

«Yo soy de las que pienso, no ahora en la tercera ola , que la hostelería es más, con restricciones, con limitaciones, con medidas de seguridad, con todos los controles del mundo, una solución que el problema como algunos han querido ver», ha dicho Buruaga.

La líder del PP ha pedido al Gobierno que «vuelva al diálogo, a la proporcionalidad y a la evidencia científica». «Nosotros nos vamos a encargar de conocer lo que dicen los informes», ha avisado.

Buruaga ha realizado estas declaraciones a preguntas de la prensa durante la rueda de prensa en la que, acompañada del portavoz de Sanidad del PP, César Pascual, ha expuesto las propuestas del PP para la vacunación en Cantabria.

Print Friendly, PDF & Email