Orange invertirá 1.400 millones en España en 2021

Orange invertirá en España alrededor de 1.400 millones de euros en 2021, parte de los cuales ya han sido destinados a despliegues de infraestructura o la puja por espectro para el despliegue del 5G.

La cifra ha sido proporcionada por el consejero delegado de la compañía en el país, Jean-François Fallacher, que ha señalado que el caso español es «único» en Europa por la competitividad de sus mercados y ha lamentado que «solo tres actores inviertan».

El consejero delegado de la firma ha acusado de estar «destrozando los márgenes del mercado» a parte de sus competidores, aunque ha señalado que le gusta la «competencia».

Precisamente por la hipercompetencia del mercado, el grupo ha realizado un deterioro del fondo de comercio en España de 3.702 millones de euros que ha puesto en rojo sus cuentas, en una decisión en la que también ha pesado la pandemia y el nuevo plan comercial del grupo.

Fallacher ha asegurado que esto no tendrá impacto ni en las prioridades estratégicas, ni en la liquidez o capacidad de inversión del grupo.

Asimismo, la compañía ha cubierto las 400 plazas del ERE voluntario acordado con los sindicatos y las salidas se producirán entre julio de 2021 y febrero de 2022, aunque la mayoría de los costes se recogerán en el ejercicio de 2021.

La compañía ha destacado la gran oportunidad que suponen los fondos europeos y Fallacher ha hecho hincapié en las medidas del Gobierno para crear unas mejores condiciones de mercado como la propuesta de eliminar la tasa de RTVE. LOS RESULTADOS

La operadora ralentizó su caída de ingreso y ha facturado hasta junio en España 2.368 millones de euros, un 5,2% menos con un beneficio bruto de explotación tras arrendamientos de 610 millones de euros, un 16,2% menos.

Entre otras causas para la caída de ingresos, Fallacher ha apuntado a que la lenta recuperación del roaming les resta del balance «decenas de millones» y sigue sin recuperar niveles de 2019.

El apartado mayorista ha cedido un 1,4% de su facturación hasta los 443 millones de euros afectado por esta caída.

Esta partida podría también verse impactada en caso de que se complete la compra de Euskaltel por parte de MásMóvil, ya que ambos alquilan su red a Orange.

Fallacher ha asegurado que Oranges está preparado para sentarse a negociar con MásMóvil, pero ha advertido que los contratos de Euskaltel son «de muy larga duración» y contemplan indemnizaciones en caso de cancelación.

LA EVOLUCIÓN MINORISTA

Los ingresos minoristas se han reducido un 9,2% hasta los 1.615 millones de euros.

Los servicios convergentes han registrado unos ingresos de 933 millones de euros en el primer semestre del año, con una reducción del 8,5% respecto a 2020, aunque estos clientes ya suman el 86% de los clientes de banda ancha fija de Orange.

Simyo, la marca lowcost en la que se ha integrado República Móvil, ha superado los 1,6 millones de clientes, mientras que también se ha renovado el portfolio de Jazztel y las ofertas Love para incluir de nuevo el fútbol tras renovar su acuerdo con Telefónica para la siguiente temporada.

En el aparatado positivo, destaca la venta de equipos y dispositivos que se ha disparado un 21,5% hasta los 310 millones de euros con la venta de un millón de móviles, la mitad de ellos 5G, y 700.000 dispositivos electrónicos, lo que sitúa al operador galo a la cabeza del mercado.

Asimismo, la división de empresas de la compañía ha recuperado el crecimiento en el segundo trimestre del año con un 5,7% más de facturación que en el mismo periodo del año pasado con clientes como Mapfre, Securitas Direct o la Junta de Andalucía.

En el apartado de clientes particulares, la compañía contaba con más de cuatro millones de clientes de banda ancha, un 1,5% más, de los que 3,46 millones cuentan con fibra óptica hasta el hogar, lo que supone un incremento del 7,6%.

Asimismo, Orange TV cuenta con 681.000 abonados a su servicio de televisión, un 1,3% más que el año anterior y supone el 17% de los abonados a banda ancha fija.

Orange ha terminado junio de 2021 con más de 16 millones de clientes de telefonía móvil, lo que supone un alza interanual del 1,3%, y con un fuerte incremento del 4,3% en los clientes de contrato que rebasan los 14,2 millones.

EL DESPLIEGUE DE RED

Por su parte, la directora de Redes y Coordinación de Tecnología de la compañía, Mónica Sala ha señalado que la compañía ya llega con sus servicios 5G a 626 municipios, el 37% de la población y que su red supera los 600 MBs de velocidad.

La compañía se adjudicó un lote de 2x10MHz por 350 millones de euros en la subasta 5G de la semana pasada y se aseguró ser el operador que cuenta con mayor cantidad de espectro en el mercado español al sumar sus 110 MHz en la franja de 3,5 GHz.

En la puja se quedaron tres lotes de comunicaciones descendentes desiertos. La directora de redes justificó la decisión de no pujar de la compañía, ya que no hay aún tecnología disponible para aprovecharlos.

En cuanto a las unidades de fibra, la compañía ha desplegado en más de 500.000 unidades inmobiliarias en lo que va de año y su objetivo es añadir alrededor de 400.000 más para cerrar el año en 16,1 millones de unidades inmobiliarias.

ORANGE BANK

Asimismo, Orange Bank ha continuado incrementando su cartera de clientes y ha superado los 115.000, cuatro veces más que los que tenía hace un año.

En total, el volumen de depósitos ha ascendido hasta los 145 millones de euros, un 133% más.

La institución ha financiado terminales por valor de 400 millones de euros.

Por otra parte, Orange Seguros ha lanzado su primer seguro de hogar para clientes residenciales, que tendrá un descuento del 20% durante un año para clientes de Orange.

Con este lanzamiento, se completa la oferta de la aseguradora que también cuenta con un seguro de vida y de comercio.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EFPA España y Beka Values se alían para fomentar el asesoramiento de calidad
Presidenta del PP balear niega incremento injustificado de patrimonio y critica el «juego sucio»