México se une a los países que quieren aplazar la elección de la presidencia del BID

México se ha sumado a la lista de países que optan por aplazar la elección de la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), previstas para septiembre, después de que ayer Chile emitiera la misma opinión.

En su cuenta de Twitter, la Secretaría de Hacienda de México explica que la pandemia de coronavirus ha impedido que los gobernadores de los diferentes países del espacio latinoamericano hayan podido dialogar sobre este aspecto, por lo que considera oportuno posponer la fecha hasta que los gobernadores puedan volver a reunirse presencialmente.

«Hacienda coincide en posponer la elección de presidente de este organismo, hasta que haya condiciones para ello, sobre todo para dialogar y definir el papel que tiene esta institución ante los desafíos sociales y económicos que plantea la coyuntura del Covid 19», apunta la Secretaría.

Además, la cartera de Hacienda añade que la opción de aplazar la elección también fue bien vista por el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Común y vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Andrés Allamand, señaló que «bajo ninguna circunstancia es razonable tensionar la gestión que tiene que hacer el banco en la región con motivo del recambio de autoridades».

Todo ello se enmarca en el intento de estos países de evitar que salga adelante la propuesta de Estados Unidos para la presidencia del organismo. La Administración de Donald Trump propuso al director del Consejo de Seguridad Nacional para Asuntos del Hemisferio Occidental, Mauricio Claver-Carone, quien expuso que esta era «una oportunidad única para ayudar al banco a atravesar la crisis del Covid-19 y para movilizar todas las herramientas».

Claver-Carone es abogado de formación y ha sido uno de los críticos más notables desde el Ejecutivo de Donald Trump al régimen del presidente venezolano Nicolás Maduro. Asimismo, ha desempeñado un papel importante en la configuración de la política estadounidense hacia la región sudamericana.

El candidato estadounidense compite por el puesto contra el argentino Gustavo Beliz, quien además cuenta con el apoyo de México. Sin embargo, el respaldo de Estados Unidos es fundamental para conseguir el puesto de presidente, dada la participación del 30% del país en el banco y el poder de veto de facto sobre las decisiones de liderazgo.

Sobre la candidatura de Claver-Carone, Allamand indicó que «hay una tradición que preservar», puesto que, de ser elegido el candidato de Trump, sería el primer presidente norteamericano de la entidad.

«Desde su origen el BID ha funcionado con una lógica de un presidente latinoamericano y un vicepresidente estadounidense y no vemos razón para cambiar», agrega el ministro.

La secretaría del BID abrió el pasado 27 de julio el proceso de propuesta de candidaturas, que duraría 45 días, para la elección del nuevo presidennte, que se conocerá entre el 12 y el 13 de septiembre. El nuevo mandatario reemplazará a Luis Alberto Moreno, quien asumió el cargo en 2005.

Print Friendly, PDF & Email
Share