Montero subraya ante el PP que la reforma fiscal no busca sólo subir los impuestos, sino también bajarlos

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha subrayado al PP en el Congreso que la reforma fiscal que plantea el Gobierno, y cuyo estudio ha encomendado a un grupo de expertos, no busca una subida fiscal en general, sino también bajar algunos impuestos a determinadas actividades económicas y revisar «el papel que tiene la fiscalidad en la orientación del modelo productivo».

«Cuando revisamos la fiscalidad, no se trata de subir impuestos, también de bajarlos y de poner bonificaciones y determinados incentivos a actividades económicas que tenemos que impulsar», ha asegurado ante el Pleno de la Cámara Baja durante la sesión de control al Gobierno.

Entre esas actividades, la responsable de Hacienda ha enumerado la transformación de la cadena de valor en la industria, las energías renovables, la movilización de vivienda vacía y el impulso del I+D+i en las empresas. «Probablemente tengamos que poner incentivos fiscales que permitan reorientar el modelo productivo», ha dicho.

MONTORO YA BUSCABA ACABAR CON «AGRAVIOS ENTRE TERRITORIOS»

Y es que en una interpelación dirigida por el coordinador económico de los populares en el Congreso, Mario Garcés, la ministra ha invitado al PP a participar en «un debate de fiscalidad serio», ha recordado que el propio FMI y la nueva Administración Biden en Estados Unidos han defendido aumentar la presión fiscal y armonizar impuestos y ha recordado que esta homogeneización lo perseguía también su predecesor del PP al frente de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Antes de la reforma fiscal emprendida por el Gobierno de Mariano Rajoy, ha dicho, Montoro también encargó a un grupo de expertos una revisión del sistema tributario y este propuso un armonización de las figuras transferidas a las comunidades «dentro de una horquilla que no genere situaciones no deseadas de agravios entre territorios».

«Pero es que Montoro compartía estas cuestiones», ha incidido la ministra, que cree que el Gobierno de la Comunidad de Madrid de Isabel Díaz-Ayuso y el PP de Madrid «tiene abducido al resto de diputados». Así, aunque ha reconocido la existencia de «un efecto capitalidad», ha apostado por avanzar, en línea a lo que se plantea en la Unión Europea, hacia «reglas similares» que no provoquen «movimientos de capitales o directamente fugas» de unos territorios a otros.

SI BAJAR IMPUESTOS AUMENTA LOS INGRESOS, ¿POR QUÉ LOS SUBIERON?

«Cuando el PP en la oposición exigía a los gobiernos regionales la bajada fiscal por la fuga masiva de empresas y rentas a Madrid, ¿no es eso dumping fiscal ?», se ha preguntado la ministra, que ha invitado a Garcés a decir a quién quiere bajar los impuestos, pues cuando habla de Patrimonio, o Sucesiones y Donaciones, se trata de las personas con más recursos.

Finalmente, ha espetado al PP que su argumento de que es mejor bajar impuestos para aumentar la recaudación «no se sostiene», preguntando por qué si no, cuando más se necesitaba aumentar los ingresos, en la anterior crisis, procedieron a aumentar todos los impuestos: «Utilizan la fiscalidad como mero reclamo electoral», ha dicho la ministra, pidiendo al PP «no utilizarla como arma arrojadiza» y que «recapaciten» para abandonar un discurso que considera «irresponsable».

ARMONIZACIÓN, UN «NEOLOGISMO» DE «SUBIR IMPUESTOS» PARA EL PP

Por su parte, Garcés ha atribuido los planes del Gobierno en materia de impuestos en un «igualitarismo fiscal hacia arriba», pues considera que la aludida armonización fiscal no deja de ser «un neologismo del aumento de impuestos y la presión fiscal».

«El sueño de la razón produce muchos monstruos fiscales», ha manifestado el diputado popular , parafraseando a Francisco de Goya, expresando su sorpresa por que se acuse a Madrid de «insolidaridad fiscal» desde posiciones políticas que «niegan el modelo autonómico», como los partidos independentistas catalanes y vascos.

Asimismo, se ha preguntado por qué esta comunidad «es aspiradora» cuando, ha sostenido, aporta un 78,2% de los impuestos recaudados a financiar servicios de otras comunidades y un 62% de sus tributos en el fondo de garantías de los servicios públicos también van a otros territorios.

«NO LE ECHE LA CULPA A MADRID, NO TIENE LA CULPA»

«No le eche la culpa a Madrid, porque Madrid no tiene la culpa», ha esgrimido Garcés, asegurando que existe una «identidad genuina y concentración de servicios» en esta región por su condición de capital, y asegurando que, en caso de que las autoridades europeas recortaron el margen fiscal a los Estados miembros, el Gobierno consideraría que se estaría «cercenando» su soberanía.

«De lo que quieren hablar es de subir impuestos», ha espetado Garcés, que le ha recordado a la ministra que «Zapatero no tenía problemas de hablar de planes de ajuste». En todo caso, Garcés ha sostenido que la Comisión Europea «no está exigiendo aumentar la presión fiscal» cuando les habla de combatir los desequilibrios presupuestarios.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Monasterio insiste en la veracidad de su campaña sobre menores extranjeros no acompañados
Gobierno regional y ADIF cofinanciarán la supresión de 17 pasos a nivel en 14 carreteras autonómicas de Cantabria