Los presupuestos de Cantabria siguen su tramitación tras rechazarse las enmiendas de la oposición

Tampoco han salido adelante las presentadas a la ley de acompañamiento , que pedían una rebaja de impuestos

El Presupuesto de Cantabria (PGC) para 2023, que asciende a 3.504 millones de euros, continúa su tramitación parlamentaria tras haber sido rechazadas este jueves en el Pleno las enmiendas a la totalidad presentadas por la oposición.

El PRC y PSOE, que sustentan al Gobierno regional en la Cámara, han tumbado las iniciativas del PP y Grupo Mixto (Cs y Vox) contra unas cuentas que crecen un 4,9% más respecto al ejercicio anterior y que, según la consejera de Economía y Hacienda, Ana Belén Álvarez, son «rigurosas y equilibradas».

Así, el proyecto de ley de presupuestos, el cuarto de la legislatura del bipartito, continuará su tramitación en el Legislativo, donde se prevé su aprobación el próximo 22 de diciembre para su entrada en vigor el día 1 de enero.

Regionalistas y socialistas han votado no a las enmiendas de los diputados populares y del Grupo Mixto (Cs y Vox), que a su vez se han comportado como un bloque, posicionándose a favor de las iniciativas registradas por los compañeros de la oposición.

Esto ha hecho que cada una de ellas haya tenido el mismo resultado: 20 rechazos –de los partidos que conforman el Ejecutivo– y 13 apoyos, de las tres formaciones contrarias. Y es que al debate y votación han faltado las diputadas Paz de la Cuesta (PSOE) y Marta García (no adscrita).

LOS PRESUPUESTOS MÁS INVERSORES

La consejera de Economía y Hacienda ha destacado que es un presupuesto que «mira al presente sin hipotecar el futuro», «consolida el estado del bienestar y la inversión productiva» y recoge «la mayor inversión de la historia de Cantabria».

Asimismo, ha subrayado que estas cuentas incluyen «medidas que beneficia a la clase media y trabajadora, protegen a los colectivos vulnerables y ayudan al tejido productivo».

En concreto, Álvarez ha señalado que 2.435 millones de euros estarán destinados a financiar las políticas y servicios públicos; y las partidas de «todas» las consejerías crecen «de forma importante», como Sanidad (60 millones de euros más), Educación (30 más) y Empleo y Políticas Sociales (24 más).

A su juicio, ir en contra de estas cuentas «sería un gran perjuicio» para la comunidad autónoma porque supondría «oponerse a la generación de oportunidades y riqueza» así como a los proyectos del centro logístico del Llano de La Pasiega y la nueva sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC).

FALSOS CON INGRESOS SOBREDIMENSIONADOS

Sin embargo, la oposición ha pedido la devolución de los presupuestos al considerar que son «falsos», «ideales para el Gobierno pero no para los cántabros» y los ingresos están «sobredimensionados».

Para la presidenta del PP, María José Sáenz de Buruaga, este presupuesto es «inútil», «no es el que Cantabria necesita sino el que conviene a un Gobierno entregado al cálculo electoral» y solo garantiza que «las cosas van a ir a peor».

A su juicio, se trata de unos presupuestos «falsos y de imposible cumplimiento que van a agravar todos nuestros problemas»; y el aumento del 4,9% es «ficticio», se sitúa en «la mitad, el 2,3%».

«Estos presupuestos no son responsables, ni prudentes, ni equilibrados», ha valorado Buruaga, para quien estas cuentas «exageran el crecimiento económico y, con ello, los ingresos, pero también estiman a la baja el capítulo de gastos».

La presidenta de los populares ha señalado que «todas las actuaciones en la Cuenca del Besaya están virtualmente paralizadas», se están viendo ERTEs «de grandes dimensiones» en empresas de la región y este presupuesto «no avanza ni una sola solución de fondo a los problemas de una Atención Primaria al borde del colapso».

Por su parte, el portavoz de Cs, Félix Álvarez, ha trasladado que estos presupuestos son «ficticios» y las inversiones «nunca se ejecutan». «Siguen la senda de los presupuestos anteriores, no alcanzan para lo importante y aumentan la deuda», ha dicho.

«No les alcanza el dinero para cubrir los servicios esenciales: sanidad, educación y servicios sociales, ha criticado Álvarez, que ha apuntado que estos presupuestos son «ideales» para el Gobierno autonómico, al estar hechos «a medida» para la «propaganda» del PRC y el PSOE de cara a las elecciones del 28 de mayo pero no para «mejorar la vida de los cántabros».

Y en opinión del portavoz de Vox, Cristóbal Palacio, el proyecto de presupuestos para 2023 es «irreal», los ingresos están «sobredimensionados», y ha censurado que «no existe un plan estratégico para Cantabria».

LEY DE ACOMPAÑAMIENTO

El Pleno también ha rechazado las enmiendas a la totalidad presentadas por PP y Grupo Mixto (Cs y Vox) a la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2023, conocida como ley de acompañamiento .

La consejera de Economía ha defendido que este proyecto incorpora una reforma fiscal «realmente progresiva, rigurosa y sostenible». «No hemos subido los impuestos, los impuestos los subieron ustedes», ha aseverado.

Su intervención ha generado polémica entre los diputados de la oposición, especialmente Íñigo Fernández (PP) y Cristóbal Palacio (Vox), que han protestado ante el presidente de la Cámara, Joaquín Gómez, al considerar que Álvarez no se ha ceñido a presentar la Ley de Acompañamiento, sino a criticar la forma de gobernar de los populares .

Las enmiendas a la totalidad de la ley de acompañamiento han contado con idéntico resultado a las de los PGC –20 votos en contra de PRC y PSOE y 13 a favor de la oposición– y tras su rechazo se abre el plazo para el registro de las parciales, que tendrán que ser debatidas y votadas antes del 22 de diciembre.

REBAJA DE IMPUESTOS

El grueso de las enmiendas de PP, Cs y Vox se han centrado en una rebaja de impuestos para dar respuesta a las «grandes preocupaciones» de los ciudadanos, ayudar a las empresas y «cambiar el rumbo» de la región.

La popular María José González Revuelta ha lamentado la «oportunidad perdida» para Cantabria que supone este presupuesto, que «no sirve para dar respuesta a las grandes preocupaciones del presente: inflación, crecimiento económico y ayuda a las empresas» y «cambiar el rumbo de la región».

Por parte de Vox, Armando Blanco ha lamentado que el proyecto de presupuestos no recoge «un mínimo» de control de gasto y de rebaja de impuestos y cree que es «el fin de ciclo» de los socialistas y regionalistas, que son «líderes» en «asfixiar» a los ciudadanos.

Y, en la misma línea, Diego Marañón (Cs) ha censurado que estas cuentas no recogen rebajas fiscales, las medidas fiscales son «insuficientes» y muchas de sus modificaciones son «un auténtico azote».

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Santander llevará a cabo una nueva campaña de recogida de material humanitario para Ucrania
Los farmacéuticos renuevan su compromiso con el movimiento para prevenir y responder a la violencia contra las mujeres

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios