Los anticuerpos provocados por la vacuna de Moderna se mantienen a los 6 meses después de la segunda dosis

Los anticuerpos provocados por la vacuna de Moderna contra la Covid-19 se mantienen a los 6 meses después de la segunda dosis, según un estudio realizado en pacientes del Institutos Nacionales de Salud (NIH), y publicado este miércoles en el New England Journal of Medicine .

«Nos complace que estos nuevos datos muestren la persistencia de los anticuerpos hasta 6 meses después de la segunda dosis de nuestra vacuna COVID-19. Esto nos da aún más confianza en la protección ofrecida por nuestra vacuna COVID-19. Seguimos comprometidos con la lucha contra la pandemia causada por el COVID-19», ha señalado Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna.

El ensayo, dirigido por NIH en Estados Unidos, evaluó a 33 adultos sanos en el ensayo de fase 1 de la vacuna COVID-19 de Moderna. La compañía señala que estos resultados han sido publicados en la carta NEJM al editor, y que se están realizando ensayos de seguimiento de respuestas inmunitarias más allá de los 6 meses.

Por precaución, Moderna también está siguiendo una estrategia de desarrollo clínico contra variantes emergentes. Además, se llevará a cabo un ensayo clínico de fase 1 para evaluar las vacunas de ARNm-1273 modificadas monovalentes y multivalentes como una serie primaria en individuos no tratados previamente y como una vacuna de refuerzo en aquellos previamente vacunados con ARNm-1273.

La vacuna Moderna COVID-19 es una vacuna de ARNm contra COVID-19 que codifica una forma estabilizada por prefusión de la proteína Spike (S), que fue desarrollada conjuntamente por Moderna e investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) Centro de investigación de vacunas.

Print Friendly, PDF & Email