La reforma de los índices de referencia afecta a 435 billones y será «difícil y compleja», según la CNMV

La reforma de los índices de referencia sobre tipos utilizados en la fijación de precios en numerosos instrumentos y contratos financieros como los hipotecarios, que afecta a unos 435 billones de euros, será «difícil y compleja», según consta en el informe sobre la participación de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en la política macroprudencial.

Se estima en más de 250 billones de euros el importe de los contratos basados en el Líbor, en unos 180 billones de euros en el Euríbor y en más de 5 billones de euros en el Eonia. Estos contratos abarcan productos mayoristas y minoristas, que van desde préstamos corporativos o instrumentos de deuda, hasta las hipotecas.

La reforma actual de los índices tiene su origen en los pasados casos de manipulación de los índices interbancarios, que evidenciaron su vulnerabilidad y los efectos adversos que estas situaciones pueden llegar a tener para la estabilidad financiera.

El supervisor de los mercados españoles explica en el documento que la reducción de las transacciones y de los volúmenes en los mercados subyacentes que representan estos índices cuestiona su sostenibilidad a medio y largo plazo en su actual formato, por lo que considera preciso una transición hacia unos mejorados y más representativos de la realidad económica que tratan de medir, así como la creación de otros alternativos para reducir su excesiva concentración.

No obstante, el organismo presidido por Sebastián Albella cree que esta transición, además de compleja y difícil, se verá condicionada por plazos demasiado cortos, por la existencia de incertidumbre acerca de la disponibilidad de unos índices adecuados para los diferentes usos actuales y de una curva temporal respaldada por un mercado suficientemente profundo y líquido y por las posibles dificultades en la renegociación de los contratos y en su continuidad.

En este sentido, advierte de que los riesgos y los desafíos «son relevantes» y deben gestionarse de forma proactiva para evitar una interrupción o discontinuidad de los índices. También teme por una transición incompleta que dé lugar a perturbaciones sistémicas graves para los mercados y sus participantes, incluidos los usuarios finales.

AMCESFI, PLENAMENTE OPERATIVO

El documento hecho público este martes por la CNMV tiene como objetivo dar a conocer el papel del organismo en la política macroprudencial, ya que, a pesar de que desde hace años tenía ciertas competencias de actuación en este ámbito, desde el pasado mes de marzo se ampliaron con la creación de la Autoridad Macroprudencial Consejo de Estabilidad Financiera (Amcesfi).

Amcesfi, compuesto por representantes del Banco de España, de la CNMV y del Ministerio de Economía y Empresa, se creó para satisfacer las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) en su última revisión sobre la estabilidad del sistema financiero español realizada en 2017 y de la Junta Europea de Riesgo Sistémico (JERS).

Esta entidad de nueva creación puede emitir alertas sobre todos los aspectos relacionados con el riesgo sistémico y la estabilidad financiera, así como dirigir a los supervisores financieros sectoriales (Banco de España, CNMV y Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones) recomendaciones que sus destinatarios deberán cumplir o explicar por qué consideran innecesario darles cumplimiento.

LA CNMV REFUERZA SU CAPACIDAD

Además, los supervisores sectoriales deberán comunicar con antelación a Amcesfi su intención de activar, recalibrar o desactivar cualquier herramienta macroprudencial. Tras recibir dicha comunicación, el comité de la autoridad emitirá su opinión al respecto.

En el caso de la CNMV, por ejemplo, se ha reforzado su capacidad para utilizar determinadas herramientas hasta ahora no disponibles. Se ha puesto a su disposición la posibilidad de adoptar medidas para reforzar la liquidez de las instituciones de inversión colectiva, al igual que la posibilidad de limitar o condicionar la actividad de las entidades supervisadas a fin de evitar un endeudamiento excesivo del sector privado que pueda afectar a la estabilidad financiera.

La CNMV asegura que la creación de Amcesfi da «un impulso muy importante» a la coordinación nacional esencial para la identificación y valoración lo más eficaz posible de los riesgos sistémicos a los que se enfrenta o, pueda enfrentarse en el futuro, el sistema financiero.

También resalta su importancia para eliminar o mitigar los riesgos, dotándolo de mecanismos de respuesta que lo hagan más resistente.

«El entramado institucional del que se compone esta autoridad está plenamente operativo al haberse constituido y reunido ya los diferentes órganos y haber iniciado sus funciones el secretariado», subraya el informe.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El recibo de la luz corta la tendencia bajista en julio y se encarece más de un 3%
GM Food abre 69 supermercados franquiciados durante los primeros siete meses de 2019