La ponencia de la ley mordaza retoma mañana en el Congreso la deliberación sobre la polémica reforma

La ponencia encargada de la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida por sus detractores como ley mordaza , retomará este miércoles la deliberación sobre el nuevo texto tras aplazarse por COVID la reunión fijada hace una semana.

La primera reunión de la ponencia encargada de estudiar la proposición ley del PNV para retocar la polémica norma aprobada con la mayoría absoluta del PP en 2015 tuvo lugar el pasado 22 de diciembre. Entonces los grupos acordaron celebrar hasta tres encuentros este mes de enero, con idea de poder llevar el texto en febrero a la Comisión de Interior, que ahora preside el exministro socialista José Luis Ábalos.

En concreto, se fijó un calendario para convocar la ponencia los miércoles 12, 19 y 26 de enero. El acuerdo se tomó por mayoría, ya que PP y Vox, que están en contra de la reforma –al igual que la práctica totalidad de sindicatos policiales representativos–, se opusieron a solicitar que se habilitara el mes de enero para discutir las enmiendas registradas por los grupos.

Según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias, al menos dos de los miembros de la ponencia habían comunicado la semana pasada que no podían acudir a la primera cita del año, bien por estar aquejados de la enfermedad o por haber tenido que reducir sus actividades al haber mantenido contacto estrecho con personas infectadas.

Antes del paréntesis que arrancó con la Nochebuena, fueron varias las reuniones parlamentarias que tuvieron que desconvocarse por los casos de coronavirus directos o de allegados de sus señorías. La propia presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, no pudo presidir la última sesión plenaria por haber dado positivo.

REUNIÓN A PUERTA CERRADA

La de este miércoles 19 de enero será una sesión más larga de lo inicialmente previsto para poder avanzar en la discusión de las enmiendas.

La ponencia de la Comisión de Interior que, como todas, se reúne a puerta cerrada, tiene la misión de emitir un informe sobre la iniciativa que después se elevará a la Comisión de Interior y finalmente al Pleno del Congreso.

La reforma de la ley mordaza fue presentada al Congreso por el PNV, pero se pasó semanas bloqueada hasta que el pasado mes de octubre los dos socios del Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos anunciaron un acuerdo sobre varios apartados. Eso sí, dejaron pendiente el tratamiento de las llamadas devoluciones en caliente.

RECHAZO DE OPOSICIÓN Y COLECTIVOS POLICIALES

Los principales sindicatos de la Policía Nacional y asociaciones de la Guardia Civil han mostrado su rechazo a ese acuerdo de PSOE y Unidas Podemos. De hecho, la plataforma Jusapol había anunciado una concentración frente al Congreso el 14 de diciembre, aunque luego la anuló al no reunirse la ponencia este día.

Jusapol, la plataforma de la que han surgido Jupol y Jucil, organizaciones mayoritarias en la Policía y la Guardia Civil, aseguró hace unos días que posponía la concentración frente al Congreso, aunque avisando que volvería a convocarla una vez que se reiniciaran los trámites parlamentarios de la reforma legislativa.

Los principales sindicatos y asociaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, apoyados por PP, Vox y Cs, participaron el pasado 27 de noviembre de forma unitaria en una manifestación en Madrid en la que mostraron su rechazo a la reforma planteada por el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez. También hicieron lo propio frente a las delegaciones del Gobierno días antes.

«Lo que está en peligro es el respeto a los derechos de todos, que los violentos tomen el control de las calles», señalaron los convocantes en la lectura de un manifiesto en la manifestación de Madrid. También criticaron la gestión del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al que reclamaron diálogo para escuchar a los representantes de policías y guardias civiles.

El pasado 13 de diciembre, Unidas Podemos anunció que había remitido un informe a la Comisión de Venecia, órgano consultivo del Consejo de Europa, en el que alertaba de la oposición de sindicatos policiales y partidos políticos de derechas a la reforma la ley Mordaza .

La medida ha sido criticada por varios sindicatos policiales, al entender que «coarta» la libertad de expresión. De hecho, denuncian que esto mismo es una contradicción porque el Gobierno justifica la reforma de la ley mordaza en la necesidad de garantizar el derecho de manifestación, en equilibrio con la seguridad jurídica de las actuaciones policiales.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avanza promociona el deporte desde la infancia y patrocina la Mini Maratón de Murcia
Sanidad ha repartido más de seis millones de test de antígenos de uso profesional a las comunidades y ciudades autónomas