La demanda eléctrica prosigue su recuperación de la mano de la desescalada y repunta casi un 4%

La demanda peninsular de electricidad repuntaba esta lunes casi un 4% con respecto a hace una semana, impulsada así por la reactivación de la actividad, con casi la mitad de la población en fase 2 y el resto ya en fase 1 de la desescalada.

En concreto, a las 10.00 horas el consumo de electricidad en la Península Ibérica se situaba en los 27.323 megavatios (MW), frente a los 26.312 MW de la misma hora del pasado 18 de mayo. Esto supone unos 1.000 MW más, con un incremento del 3,84%, según datos del operador del sistema consultados por Europa Press.

La demanda eléctrica es uno de los principales termómetros para medir la actividad de una economía y se comporta a la baja con los cierres en sectores como los servicios o la industria, a pesar del traslado de consumo al doméstico por el teletrabajo.

De esta manera, el consumo eléctrico empieza a recoger los efectos de la desescalada, con toda España ya fuera desde este lunes de la fase 0, y la reactivación, poco a poco, de la actividad económica.

Con respecto a la fase más dura del confinamiento para hacer frente al Covid-19, que llevó entre el 30 de marzo al 9 de abril a un parón casi total de la actividad, la demanda eléctrica registra incrementos de más del 14%.

A pesar de ello, frente a un lunes normal antes de las medidas para contener la pandemia, el consumo eléctrico sigue estando todavía en unos niveles bastante lejanos. Así, con respecto al último lunes de mayo del año pasado la demanda de este lunes es un 10% más bajo.

En concreto, el 27 de mayo de 2019 la demanda eléctrica de la Península Ibérica a las 10.00 horas era de 30.359 MW, unos 3.000 MW más que este lunes.

Print Friendly, PDF & Email
Share