Investigadores españoles describen la actividad de un importante gen supresor de tumores

Investigadores del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CBMSO), centro mixto de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han descrito en la revista Cell Death & Differentiation la actividad de un importante gen supresor de tumores.

En concreto, han descrito un mecanismo molecular que controla la actividad apoptótica del gen p53, de vital importancia, ya que las alteraciones en su función pueden promover la acumulación de mutaciones y, por tanto, la aparición de enfermedades como el cáncer.

Usando las múltiples y potentes herramientas genéticas y moleculares que ofrece la mosca de la fruta ( Drosophila melanogaster ), los investigadores lograron analizar la relación del ciclo celular con la respuesta apoptótica de p53.

«En concreto, hemos descrito que la capacidad de inducir la muerte celular mediada por p53 depende de la progresión del ciclo celular», afirman los autores. «Esta función de p53 es esencial para eliminar aquellas células que han sufrido daño en su material genético y pueden ser nocivas para el organismo», añaden.

«Por tanto, en aquellas células cuya división celular está parada, la actividad apoptótica de p53 se encuentra comprometida. En cambio, si el ciclo celular está activo y la célula aún posee daño en el AND, p53 eliminaría a la célula por apoptosis antes de que pudiese propagar esas mutaciones a sus células hijas», explican.

APOPTOSIS Y P53

A lo largo de la vida, las células están expuestas a multitud de agentes tóxicos, tanto externos como internos, que atentan contra la integridad del genoma.

En la mayoría de los casos, el material genético dañado se repara sin ninguna repercusión, pero, si esto no es posible, la célula entrará en un proceso de muerte celular programada o apoptosis, impidiendo así la propagación del material genético defectuoso.

Por consiguiente, deben existir mecanismos que permitan a las células dañadas decidir si la reparación ha sido exitosa y por lo tanto mantenerse viva; o si, por lo contrario, su material genético esta tan dañado que es preferible morir.

La decisión entre «vivir o morir» es esencial para mantener la homeostasis celular y prevenir la propagación de células defectuosas que eventualmente pueden llevar al desarrollo de enfermedades como el cáncer.

El gen supresor de tumores p53 juega una función fundamental coordinando y definiendo la respuesta celular mas apropiada ante el daño en el AND. Mutaciones en este gen se han encontrado en una gran cantidad de cánceres, resaltando su importancia en el mantenimiento de la integridad genómica y como supresor de tumores.

«El gen p53 regula y coordina los diferentes procesos celulares involucrados en los mecanismos de reparación ante un daño genético. Promueve tanto una parada de la división celular para permitir que la maquinaria de reparación del AND pueda realizar su función, como la muerte de la célula si este proceso no puede realizarse con éxito», afirman los investigadores.

«Por ello, entender los mecanismos moleculares que controlan las respuestas celulares al daño en el AND es esencial para diseñar nuevas estrategias y tratamientos para combatir el cáncer», concluyen.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El ECDC pide administrar la dosis de refuerzo a los tres meses tras la pauta completa
C-LM confirma 4.473 nuevos casos y ocho fallecidos en las últimas 24 horas

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios