Iglesias «jamás» le diría a Bildu que Otegi diese un paso atrás, como no le pediría al PSOE lo mismo con Felipe González

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha asegurado que no le «corresponde» a él pedirle a EH Bildu que su líder, Arnaldo Otegi, de un paso atrás para normalizar a la formación vasca, como tampoco le pediría al PSOE que hiciese lo propio con el exjefe del Ejecutivo Felipe González.

Iglesias se ha expresado así en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, después de que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, dejase claro que Otegi haría una buena «labor» abandonando la «vida política» para desvincular a la formación de su pasado con la banda terrorista ETA.

«Jamás le diría a otra organización a quién tiene que elegir», ha sostenido Iglesias, que ha insistido en que eso sería como decir a los socialistas que González debería «irse para no poner en tanto problema a su partido». «No me corresponde entrar en cuestiones internas de otros partidos», ha añadido.

En esta línea, el líder de Podemos ha explicado que son los militantes de EH Bildu o los del PSOE los que decidirán quienes son sus dirigentes. «Y en el PP decidirán si quieren que su cartel sea (Pablo) Casado o (la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz) Ayuso», ha apuntado.

EL PP, «COLOCADO FUERA DE LA CONSTITUCIÓN Y LA DEMOCRACIA»

Así, Iglesias ha opinado que EH Bildu es una formación normalizada y se ha remitido al pacto de Ajuria Enea firmado en 1988, en que las formaciones políticas señalaban que «en el marco de la Constitución todas las ideas» se podían «defender», y que quienes renunciasen a la «violencia» siempre tendrían la «mano tendida».

«Bildu es la segunda fuerza en Euskadi, y está haciendo política y negociando», ha continuado, para después elogiar la labor del diputado de EH Bildu Jon Iñarritu o el de la portavoz parlamentaria del partido, Mertxe Aizpurua.

A su juicio, lo que «no se entiende es que la derecha y la ultraderecha prefieran que esto no ocurra» y les ha acusado de desear vivir en una «suerte de excepcionalidad». En este contexto, ha recordado que Alianza Popular fue «fundado por siete ministros de una dictadura militar» en la que se firmaron «sentencias de muerte contra demócratas».

«Que dejaran la Dictadura e hicieran un recorrido a la democracia es una buena noticia y hay que saludarlo. Ahora la sensación es que en su alianza con Vox quien se ha colocado fuera de la Constitución y la democracia diciendo que el Gobierno es ilegitimo es la derecha», ha lamentado.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aceite de Oliva Virgen Extra: el regalo más saludable y sostenible según Interprofesional
Calviño aboga por revisar «todo» el sistema de financiación autonómica a partir de 2021