Grupo Insur prevé reforzar su inversión en Madrid con los 30 millones del bono corporativo

El Grupo Insur ha asegurado este viernes durante la presentación de los resultados de 2021 que uno de sus principales objetivos para este año es «reafirmar su apuesta y su presencia en Madrid» a través la inversión de los 30 millones de euros en bonos colocados el pasado diciembre en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF).

Según ha expuesto el presidente del Grupo Insur, Ricardo Pumar, uno de los objetivos principales del plan estratégico de la compañía para 2021-2025 es «generar valor para el accionista», y para ello consideran que la mejor opción es «ganar tamaño» a fin de poder acceder a «mejores proyectos» y mejorar la rentabilidad de los mismos.

Además de la emisión del bono en el MARF, ha recordado que el plan estratégico también contempla una ampliación de capital de unos 60 millones de euros de aquí a 2025 y siempre que «las circunstancias lo permitan».

En cuanto a los retos ligados a la coyuntura económica actual, el director general del Grupo Insur, Francisco Pumar, ha valorado que la inflación de los costes es «una realidad» desde hace varios semestres debido al incremento del precio de las materias primas y de la energía, entre otros factores, aunque confía que en los próximos trimestres se modere.

En cuanto a la capacidad de repercutir estos incrementos en los pruductos finales, Francisco Pumar ha apuntado que esa es la intención del grupo, aunque ha matizado que la buena noticia es que una de las principales «cualidades» de la compañía es que las entidades financieras no le exigen altas preventas para el inicio de la disposición de los préstamos para las promociones.

Así, cuando empiezan a construir tienen prevendido aproximadamente un 30%, con lo que tienen un porcentaje del producto a desarrollar suficiente para ser capaces de repercutir los incrementos de los costes, ha explicado el director general.

«Nuestro modelo nos permite mitigar gran parte de los efectos colaterales que tiene la subida de costes. Cuando se producen estas circunstancias, otros competidores que trabajan con constructoras terceras tienen que parar las obras y se generan problemas de entendimiento que generan problemas adicionales, como incrementos de costes indirectos», ha subrayado el director general.

BUEN COMPORTAMIENTO DE LAS OFICINAS

En cuanto al comportamiento del segmento de las oficinas tras el Covid, el Grupo ha señalado que no han visto «ningún comportamiento relevante» por parte de los inquilinos de su cartera de oficinas.

«Este año ha sido comercialmente muy bueno. Estamos convencidos de que el teletrabajo está para quedarse, pero como una solución complementaria del trabajo presencial. No creemos que sobren muchos metros (de oficinas). Los ratios de ocupación de oficinas no van a ser los previos al Covid y ya se están implantando unos más razonables y con más distanciamiento», ha explicado Francisco Pumar.

PROFUNDIZACIÓN EN LOS CRITERIOS ESG

Ricardo Pumar ha recordado que otro de los aspectos más importantes contemplados en el plan estratégico del grupo para el periodo 2021-2025 es la profundización en los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por su siglas en inglés).

Así, ha informado que en la reunión del consejo de administración que tuvo lugar el pasado enero se acordó iniciar los trámites para solicitar un rating a un verificador externo para que se compruebe periodicamente el grado de cumplimiento de estos criterios por parte del grupo.

Pumar ha recordado que todas sus actividades cuentan con certificados ambientales oficiales y ha recalcado la apuesta por la certificación Breeam (relativa a la construcción sostenible).

A ello se suma la apuesta por las instalaciones fotovoltaicas para la producción de energía y el objetivo de que todas sus promociones residenciales tengan la máxima calificación energética.

UN INCREMENTO DE EBITDA DEL 32,9%

En cuanto a los resultados de 2021, que se hicieron públicos este jueves, la cifra de negocio de las actividades de Grupo Insur se situó en los 125,3 millones de euros. Exceptuando el registro en 2020 del importe derivado de la venta del edificio de oficinas Sur de Río 55 de Madrid, la cifra de negocio se incrementó en un 14,1%. Todas las actividades han presentado relevantes incrementos, incluso la de promoción, si se excluye la operación anterior.

Por otro lado, el Ebitda se situó en los 26,2 millones de euros, un 32,9% superior al del ejercicio anterior. El Ebitda ajustado, que no tiene en cuenta el resultado de la venta de inversiones inmobiliarias, ha ascendido a 22,5 millones de euros, con un incremento del 15,6%.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Interior y Justicia constituyen una comisión mixta de seguimiento para identificar a personas desaparecidas
Baleares notifica 471 nuevos contagios y dos fallecidos por la COVID