Garzón quiere que en el nombre de las alianzas con Podemos para municipales y autonómicas «aparezca claro que está IU»

«Hay gente que siendo de IU quiere votarnos pero a lo mejor no simpatiza tanto con Podemos, y viceversa», avisa el líder de IU

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha reivindicado este viernes las siglas de su organización a la hora de negociar con Podemos los términos de las confluencias que quieren construir o reeditar en las próximas elecciones municipales y autonómicas previstas para 2019, incluidas las andaluzas, y las europeas.

«Yo creo que el nombre final tiene que representar a las dos fuerzas», ha asegurado Garzón en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, al ser preguntado en concreto por el caso andaluz, donde la líder de Podemos en la Comunidad, Teresa Rodríguez, registró la marca Marea Andaluza como posible opción para concurrir a las autonómicas dentro de un partido instrumental así designado.

Al igual que ya hizo IU Andalucía, Garzón se ha desentendido de este movimiento, y lo ha achacado a «razones de naturaleza interna» de Podemos en las que él prefiere no se meterse. Eso sí, ha defendido la necesidad de concurrir juntos también en esa Comunidad y hacerlo con una candidatura con un nombre en el que ambas fuerzas estén representadas.

«Tiene que aparecer claro que está Podemos y tiene que aparecer claro que está IU, porque hay gente que siendo de IU quiere votarnos pero a lo mejor no simpatiza tanto con Podemos, y viceversa», ha avisado Garzón, quien hace semanas ya reivindicó ante la dirección de su organización la necesidad de que los acuerdos que se alcancen garanticen «la visibilidad justa de todos los actores».

«PODEMOS TIENE SU REPRESENTACIÓN Y NOSOTROS LA NUESTRA»

En la misma línea, ha señalado que a la hora de diseñar las confluencias también debe tenerse en cuenta que «hay municipios donde solo existe IU y otros donde solo existe Podemos». «Todo eso hay que valorarlo, pero lo importante es el programa político», ha apostillado, tras poner en valor la importancia que debe tener la «unidad programática», ya que es «lo que justifica» esa unión.

«Es lo fundamental y lo que justifica la unidad», ha insistido, aunque ha vuelto a señalar que «ese programa tiene que estar representado de forma adecuada y plural», lo que tiene que ver con que la «visibilidad» de los diferentes actores sea «justa». «Podemos tiene su representación y nosotros la nuestra y hay que hacer que el acuerdo global sea lo mas justo posible», ha defendido.

A su juicio, lo que deben buscar las alianzas que se alcancen, y que Podemos e IU están empezando a negociar, es que la gente «no se quede en casa». Para ello es fundamental, a su juicio, asumir que «lo rico de una confluencia es que haya gente diferente que piensa distinto» pero que quiere trabajar «por una causa común que merece la pena».

INSISTE EN «CONCRETAR» LA «VOLUNTAD» DE CONCURRIR JUNTOS

El coordinador federal de IU urgió hace dos semanas a sus socios de Podemos a cerrar antes de abril un acuerdo-marco que sirva para definir las diferentes candidaturas municipales y autonómicas que aspiran a construir para 2019.

Aunque el partido morado y su líder, Pablo Iglesias, han asegurado que quieren reeditar las confluencias con IU, han rechazado la propuesta de Garzón de negociar un acuerdo-marco, al entender que cada candidatura se tendrá que negociar en el correspondiente territorio. De este modo, Podemos ha enfriado las expectativas Garzón de repensar la alianza a nivel estatal.

Aún así, Garzón ha vuelto a defender este viernes su convicción de que deben «concretar» cuanto antes «un acuerdo global» para definir las diferentes candidaturas municipales y autonómicas, y que sea, además, «lo más justo posible». «Estamos manifestando la voluntad política de construir conjuntamente. Esto simplemente es una voluntad, y ahora hay que concretarla», ha emplazado.

«Las confluencias que hicimos en 2015 fueron muy precipitadas para las municipales, y la confluencia de 2016 –para las elecciones generales de junio– se diseñó de una forma también muy muy precipitada y ahora sin embargo pues tenemos la posibilidad de negociar la confluencia de cara a 2019 que esté más ajustada a lo que debería estar», ha insistido.

Aunque la reedición de las confluencias se da por hecho, al margen de los términos en que se haga, Garzón ha avisado de que si finalmente fueran «tan irresponsables de ir por separado», estarían «generando un camino de rosas para que la derecha consolide su modelo de país para las próximas décadas».

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Criteria Caixa abonará 100 millones a la Fundación Bancaria La Caixa para reservas
Letrado mayor del Parlament asegura que la impugnación de la candidatura de Puigdemont carece de «recorrido» jurídico