Garamendi (CEOE) no discute la subida de las pensiones en un 8,5%, pero «no a costa» de las empresas

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha afirmado este jueves que «no discute» que las pensiones se vayan a revalorizar en torno a un 8,5% para 2023, pues fue el acuerdo al que llegó el Pacto de Toledo, pero ha avisado de que esto «no se puede hacer a costa de las empresas», que están ya «bastante asfixiadas».

«No estoy discutiendo la subida, pero no se plantea cómo se va a hacer, y eso es un tema muy serio», ha señalado Garamendi en declaraciones a los periodistas durante un encuentro empresarial con el consejero delegado de Naturgy, Francisco Reynés.

El líder de la patronal ha recordado que a las empresas se les va a subir la cotización a la Seguridad Social en un 0,5% a partir de enero como parte del llamado Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), un instrumento con el que se pretende dotar el Fondo de Reserva durante los próximos diez años para hacer frente a las futuras tensiones de gasto.

«Eso no arregla el problema. Nadie está discutiendo que se revaloricen las pensiones, pero sí hay que ver cómo y de qué manera. Hay que sentarse de forma muy seria», ha apuntado Garamendi, que ha señalado que, por cada punto del IPC en que suban las pensiones, el coste ronda los 1.500 millones de euros.

En cuanto al hecho de que la previsión de crecimiento en la que se basan los Presupuestos Generales del Estado para 2023 (2,1%) sea siete décimas superior a la proyectada por el Banco de España (1,4%), el dirigente empresarial ha señalado que, en ese sentido, «los Presupuestos están desequilibrados».

Garamendi ha recordado que la previsión de PIB del Banco de España para el próximo año está en línea con la que ha hecho la CEOE a través del Instituto de Estudios Económicos (IEE), del 1,5%.

«La del Banco de España está en el mismo rango que nosotros pensamos, ojalá fuera más, pero los datos, con realismo, nos dan el 1,5%. Pensamos que los Presupuestos, en ese sentido, están desequilibrados. Si planteas un crecimiento seis o siete décimas superior a nuestras previsiones y el gasto va a ser el que es, eso es más déficit y debería mirarse», ha opinado.

«NO SE PUEDE PLANTEAR UNA SUBIDA SALARIAL GENÉRICA» EN EL SECTOR PRIVADO

En cuanto a si el sector privado podría aplicar una subida salarial como la acordada entre el Gobierno, CCOO y UGT para los funcionarios, Garamendi ha subrayado que «plantear una subida salarial genérica» en las empresas privadas «es muy complicado» porque no todos los sectores están en las mismas circunstancias, ya que a algunos les va mejor, y a otros, peor.

«Las empresas tenemos que valorar la competitividad porque en el Estado, cuando se sube o no el salario, se habla de déficit, pero en las empresas se habla de quiebras», ha recalcado Garamendi.

El dirigente empresarial ha reiterado su rechazo a incorporar en un posible acuerdo de negociación colectiva con los sindicatos una cláusula de revisión salarial ligada a la inflación.

Garamendi ha reconocido que el efecto de la inflación complica la negociación con los sindicatos para un nuevo pacto de convenios y ha negado que la CEOE se haya levantado de la mesa, «como dijo la ministra de Trabajo».

«No nos hemos levantado de la mesa, pero no compartimos una misma opinión y eso no es levantarse de la mesa (…) La silla y la mesa siguen estando ahí y a veces los acuerdos se hacen con discreción y con tranquilidad», ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Unidas Podemos pide al Congreso que haga una auditoría de su consumo energético y que apueste por las renovables
Iberia estudia plantear un ERE «negociado y acordado» tras la firma de convenios con pilotos y handling

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios