España muestra sus condolencias por la muerte del obispo Pere Casaldàliga, fallecido en Brasil

MADRID, 8

El Gobierno español ha emitido un comunicado en el que ha expresado sus condolencias por el fallecimiento del obispo emérito de São Félix do Araguaia (Brasil), Pere Casaldàliga, que ha muerto este sábado en el país sudamericano a los 92 años de edad.

En el comunicado, recogido por Europa Press, el Ejecutivo destaca la «ingente» labor religiosa, humanitaria y social del obispo catalán y defiende que su «legado tangible» se traduce, entre otros muchos, en la creación de escuelas y centros de asistencia médica.

El Gobierno recuerda a Casaldàliga como un «activista» en favor de los indígenas y «firme defensor» de la teología de la liberación. «Creyo en la justicia y en la esperanza, y en la opción por los pobres, el acceso a la tierra, la defensa de los más débiles y de las comunidades indígenas, así como en la protección de la Amazonía y el medio ambiente», reza el escrito.

Asimismo, reivindican su «abundante» obra poética y filosófica con frases como «la Tierra es el único camino que nos puede llevar al Cielo», «donde hay pan, allí está Dios», o «al final del camino, me preguntarán, ¿has vivido?, ¿has amado? Y yo, sin decir nada, abriré el corazón lleno de nombres».

De este modo, el Ejecutivo español ha trasladado sus condolencias a la Comunidad Claretiana, de la que formó parte, a la Diócesis de São Felix do Araguaia, a su familia y a todos sus seres queridos por la périda de Casaldàliga.

Se prevé que los restos de Pere Casaldàliga sean trasladados a Sâo Fèlix do Araguaia para ser enterrado allí, según un comunicado de la Conferencia Episcopal Tarraconense, que reúne a los obispos catalanes.

Print Friendly, PDF & Email
Share