El Gobierno aprobará mañana el impuesto digital y el decreto de lucha contra fraude

El Consejo de Ministros aprobará mañana un real decreto para aprobar el impuesto digital y otro real decreto en materia de lucha contra el fraude y la transposición de la directiva antielusión, según confirmaron a Europa Press en fuentes del Gobierno.

En el marco de la reunión de jefes de Estado y de Gobierno en Bruselas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha adelantado que el Consejo de Ministros aprobará mañana sendos reales decretos con iniciativas fiscales, necesarios para lograr un incremento de los ingresos públicos que permita aumentar el gasto social y al mismo tiempo lograr los objetivos de déficit y deuda.

El nuevo Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales gravará aquellas empresas con ingresos anuales totales de, al menos, 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones de euros. El nuevo tributo gravará el 3% de los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario. El Gobierno espera recaudar con este tributo 1.200 millones de euros.

Asimismo, el Consejo de Ministros dará el visto bueno a un decreto con medidas de lucha contra el fraude fiscal. El Gobierno ha anunciado la limitación de los pagos en efectivo a 1.000 euros entre profesionales, el reforzamiento de la lista de morosos con los responsables solidarios y la aparición de los deudores a partir de 600.000 euros (ahora es un millón) y la adopción de medidas internacionales de lucha contra el fraude. Con todas estas medidas, prevé recaudar 500 millones de euros extra.

El Ministerio de Hacienda también tiene listo ya, para su inminente aprobación, el real decreto del nuevo Impuesto sobre las Transacciones Financieras, consistente en gravar con un 0,2% las operaciones de compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero.

Solamente se someterán a tributación al 0,2% las acciones emitidas en España de empresas cotizadas cuya capitalización bursátil sea superior a 1.000 millones de euros. No se gravará la compra de acciones de pymes y empresas no cotizadas.

Quedan fuera del ámbito del Impuesto la deuda, tanto la pública como la privada, y los derivados. Según destacan los firmantes del acuerdo, se trata de una medida que proponen e impulsan 10 países de la UE. El Gobierno calcula que ingresará unos 850 millones por esta nueva figura tributaria.

El resto de medidas fiscales anunciadas por el Gobierno de cara a 2019 se incluirán en el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado, dado que se trata de incrementos o modificaciones de impuestos ya existentes, por lo que no es necesario aprobar textos normativos específicos.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las infecciones urinarias se convierten en uno de los principales problemas de la mujer en la menopausia
El PSOE censura la respuesta de Zapatero a la crisis y ve «muchos errores» del Banco de España

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios