El Banco Central de Venezuela gana la plena autorización para apelar el fallo británico en el caso del oro

La justicia británica ha concedido al Banco Central de Venezuela la plena autorización para apelar la sentencia que reconocía a Juan Guaidó como único encargado de extraer los lingotes de oro del país depositado en el Banco Central de Inglaterra.

El juez Teare, quien dictó la sentencia original, ya había concedido al BCV un permiso limitado para apelar su sentencia por un motivo. Después de presentar una solicitud a la Corte de Apelaciones, el BCV ahora tiene el derecho de apelar todos los aspectos de la Sentencia original, incluido el supuesto reconocimiento del gobierno del Reino Unido a Juan Guaidó.

El pasado mes de julio, el Tribunal Superior de Reino Unido falló a favor del autoproclamado «presidente encargado» de Venezuela, Juan Guaidó, en su litigio contra el Gobierno de Nicolás Maduro por el control del oro venezolano depositado en el Banco de Inglaterra (BoE), más de 1.000 millones de dólares.

«Nos complace que el tribunal de Apelaciones revise todos los aspectos de este fallo», ha indicado el representante del instituto emisor venezolano, Sarosh Zaiwalla, quien ha añadido que el asunto recorre «la delicada línea entre el derecho y la política».

El litigio comenzó el pasado mes de mayo ante un tribunal londinense para dirimir a quién corresponde ejercer la representación del Banco Central de Venezuela (BCV), dueño de ese oro, y en consecuencia el control de los lingotes.

Se trata de 31 toneladas valoradas en unos 1.450 millones de dólares que el régimen de Nicolás Maduro lleva intentando repatriar desde octubre de 2018 sin éxito.

En un comunicado al que ha tenido acceso Europa Press, Zaiwalla resalta que el caso podría acarrear el riesgo de socavar la percepción internacional de que la justicia inglesa está «libre de interferencias políticas», así como la reputación del Banco de Inglaterra en el extranjero como depósito seguro para los activos internacionales.

La intención del Ejecutivo venezolano era la de vender parte de los lingotes y transferir los recursos al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y así adquirir alimentos y medicinas para combatir la enfermedad en el país. «La principal preocupación del BCV ha sido asegurar que los activos del pueblo venezolano estén disponibles para la lucha del país contra el Covid-19», apunta Zaiwalla.

Por otro lado, el representante ha manifestado que «una simple declaración de reconocimiento por parte del Gobierno de Reino Unido es suficiente para alejar los activos del control de un gobierno que tiene el control efectivo, sin ningún tipo de supervisión.

«Si el Gobierno de Reino Unido va a utilizar el reconocimiento para alcanzar sus objetivos de política exterior, debe hacerlo dentro de los límites legalmente permitidos y sujeto a la supervisión de los tribunales».

De este modo, el Juez Hickinbottom ha ordenado que el caso proceda a finales de septiembre, debido a la contingencia sanitaria y a las preocupaciones humanitarias del Covid-19 en el país latinoamericano.

Print Friendly, PDF & Email
Share