EEUU demanda a los insurrectos de Proud Boys y Oath Keepers por «terrorismo doméstico» en el asalto al Capitolio

El fiscal general del Distrito de Columbia, Karl Racine, ha presentado este martes una demanda contra decenas de miembros de las milicias de extremaderecha de Proud Boys y Oath Keepers identificados durante el asalto al Capitolio de Estados Unidos el pasado 6 de enero por «conspiración» y delitos «terrorismo doméstico».

Racine se ha servido de una antigua ley utilizada para perseguir a integrantes del Ku Klux Klan para acusar civilmente a 31 personas por sus actos durante aquel motín con el que los simpatizantes del expresidente Donald Trump intentaron frenar la confirmación del triunfo de Joe Biden en la presidenciales de noviembre.

La demanda busca que los acusados respondan por «los millones de dólares» que la Administración invirtió en sofocar la revuelta, así como en el tratamiento médico que necesitaron más de 140 agentes de la Policía Metropolitana y del Capitolio heridos en aquellos disturbios.

«Nadie ha soportado como los valientes agentes de la ley las peores consecuencias de este despiadado ataque. Hombres y mujeres del Departamento de Policía Metropolitana de DC entraron en medio del fuego y la violencia con un objetivo en mente, acabar con la turba violenta y restaurar el frágil democracia de nuestro país», ha distinguido Racine en una conferencia de prensa este martes.

«Los acusados, como saben, no eran turistas ni actuaban de forma patriótica. Eran justicieros, miembros de una turba, insurrectos que buscaban aplastar las libertades de nuestro país», ha enfatizado el fiscal, que sin especificar cantidades, ha adelantado que serán «máximas sanciones económicas».

La Fiscalía ha acusado a estas dos milicias de idear un plan para «aterrorizar» la capital de Estados Unidos a través del reclutamiento y la capacitación de nuevos miembros, a los que se facilitó armamento y equipo táctico, para viajar hasta las puerta del Capitolio en Washington.

«Mientras que algunos quieren desesperadamente rescribir la historia y poner bajo la alfombra los hechos del 6 de enero, el Distrito de Columbia y sus ciudadanos han optado por la verdad», ha subrayado Racine, quien espera con esta demanda que la «turba violenta» pague «cada centavo del daño» que ha causado.

Esta ley contra el Ku Klux Klan, que data de 1871, ya fue aplicada con éxito hace ahora un mes contra quienes ayudaron a organizar las manifestaciones racistas de Charlottesville en agosto de 2017 en las que murió una mujer atropellada. Bajo el lema Unite the Right ( Unid a la Derecha ) miles de reconocidos neonazis y supremacistas blancos acudieron a las movilizaciones convocadas para protestar por la retirada de una estatua del general confederado Robert E. Lee.

No es la primera vez que las autoridades presentan demandas civiles contra quienes irrumpieron en el Capitolio el pasado 6 de enero, así como contra el propio presidente Trump y el que fuera su abogado, Rudy Giuliani, por conspiración y alentar a la insurrección.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sanidad notifica 26.136 nuevos casos de coronavirus, 58 muertes y la incidencia ya supera los 400
Garriga (Vox) ve a la familia de Canet como el «punto de inflexión para reconquistar» Cataluña

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios