Brasil lamenta más de 1.300 fallecidos por COVID-19

El Ministerio de Salud de Brasil ha informado este viernes de más de 1.337 fallecidos en la última jornada, cuando también se han notificado 65.169 nuevos casos de coronavirus.

Hasta el momento, Brasil acumula 10.455.630 casos confirmados y 252.835 fallecidos a causa de la enfermedad, frente a 9.355.974 pacientes que han logrado recuperarse.

Asimismo, el país avanza en su plan de vacunación que por el momento ha permitido la inoculación de 6.433.345 personas con la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus, un 4,05 por ciento de la población brasileña, según el consorcio de medios de comunicación brasileños -G1, O Globo, Extra, Estadao, Folha y UOL.

El mismo grupo ha indicado que son 1.874.426 las personas que han recibido ya la segunda dosis, el 0,89 por ciento de los habitantes.

Por otro lado, el Sistema Único de Salud de Brasil (SUS) vive un momento crítico con más del 80 por ciento de las camas de UCI ocupadas en al menos 17 capitales brasileñas, según ha precisado la Fundación Oswaldo Cruz y recoge el medio G1.

En este sentido, la organización también ha lamentado que el país ha tenido una media de 46.000 casos y más de 1.000 fallecidos diarios a causa de la COVID-19 en las primeras semanas de febrero, sin que «ningún estado mostrase una tendencia a la baja en el número de contagios o muertes».

Para detener la propagación del virus y la saturación de los hospitales brasileños, los estados de Bahía, Ceará, Paraíba, Piauí, Paraná, Río Grande del Norte y Sao Paulo han impuesto restricciones de actividad y toque de queda.

Al mismo tiempo, los estados de Acre, Río Grande del Sur, Santa Carina, Mato Grosso del Sur o el Distrito Federal de Brasil, que influye Brasilia, han optado por restricciones más estrictas al comercio y los servicios no esenciales.

Print Friendly, PDF & Email