AM 6D- Batet insta a los diputados a no «defraudar la confianza» ciudadana usando la tribuna del Congreso para «zaherir»

Llama a proteger y garantizar la «libertad de las mujeres» frente a la discriminación y la violencia «por dignidad y pura democracia»

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha aprovechado su discurso el acto institucional del Día de la Constitución para volver a apelar a la responsabilidad de sus señorías a quienes ha pedido que no utilicen la tribuna del hemiciclo para «zaherir» porque al hacerlo «defraudan la confianza» de la ciudadanía.

«El Parlamento es un lugar único y quienes formamos parte de él debemos ser conscientes de ello. Es el lugar en el que todos los ciudadanos están representados y en el que deben sentirse representados. La ciudadanía espera de sus representantes que la palabra se utilice para argumentar, no para herir; para proponer, no para ofender; para construir, no para zaherir», ha dicho tras unas semanas en la que se ha incrementado la crispación en la Cámara.

Batet ha remarcado que está en manos de todos los miembros de la Cámara «no defraudar esa confianza». A su juicio, las instituciones «pertenecen a los ciudadanos, que las confían en depósito a los responsables políticos para guardarlas y velar por su función».

«DESDEÑAR EL AHORA PUEDE COMPROMETER EL MAÑANA»

«Los deberes que impone esa relación de confianza nos exigen una conducta de máxima diligencia», ha aseverado, antes de recordar que «la consolidación del sistema democrático es siempre una tarea inacabada que exige un esfuerzo constante y que desdeñar el ahora puede comprometer el mañana».

Además, ha hecho hincapié en que la «política es una actividad esencialmente conciliadora. Se trata de emplear la palabra como instrumento de persuasión, de buscar los equilibrios razonables entre posiciones distintas. Y de escuchar, porque escuchar obliga a quien habla a hacerlo mejor», ha sentenciado.

Batet ha resaltado que los españoles están ahora «viviendo el sueño» de sus abuelos que tuvieron sus abuelos. «Confiaron en ellos y les salió bien, confiaron en nosotros y su obra está en buenas manos. En nuestras manos», ha dicho, añadiendo que la Constitución es «de todos y para todos».

LA CONSTITUCIÓN NO ES BANDERA, SINO PLAZA

«Sabemos que la Constitución no es bandera, sino plaza. Sabemos que nada es para siempre y que los valioso hay que protegerlo y cuidarlo. Con esas certezas nos corresponde actualizar la fuerza normativa de la Constitución», ha explicado, llamando al Parlamento a enriquecer mediante el debate libre y razonado el marco jurídico de la convivencia a través de «nuevas leyes».

Además, Batet ha dedicado otra parte de su alocución ante las instituciones del Estado a subrayar que la igualdad entre hombres y mujeres constituye «un principio fundamental» del nuestro ordenamiento constitucional.

«Existe un consenso básico sobre la necesidad de proteger y garantizar la libertad de las mujeres frente a todo tipo de discriminación, y con mayor determinación y contundencia frente a la violencia. Un consenso medular para la construcción de una sociedad justa en el que debemos perseverar, por dignidad y por pura democracia», ha reivindicado.

Según Batet, la «materia política» que dio forma a la Carta Magna «no fue el miedo a repetir errores o a los males sufridos», sino «la esperanza», la de «consolidar» un «Estado de Derecho que asegure el imperio de la ley como voluntad popular», la de «proteger a todos los españoles y pueblos de España «en el ejercicio de los Derechos Humanos, sus culturas y tradiciones, lenguas e instituciones» y también la de promover el progreso de la cultura y de la economía para «asegurar a todos una digna calidad de vida», así como la de «establecer una sociedad democrática avanzada».

Entre los logros del país en estos más de 40 años, la tercera autoridad del Estado ha citado el liderazgo en donación de órganos gracias, ha apuntado, a la «generosidad» ciudadana y la fortaleza del Sistema Nacional de Salud; a quienes practican el voluntariado, a Pablo y Sara los dos jóvenes leoneses «educados» en el «sistema público» que han sido elegidos para formar parte del programa especial europeo, los tres millones de empresas que crean riqueza y los cerca de 100.000 libros que más de 700 editoriales publican anualmente.

FORTALEZA DE LA INSTITUCIONALIDAD

«Eso también es Constitución», ha ensalzado Batet, quien ha vuelto a elogiar la «suma de generosidades» –que no la «correlación de debilidades»– y las «concesiones» que, ha dicho, hicieron posible la aprobación del texto constitucional hace 44 años.

Desde su punto de vista, «el vigor del marco constitucional precisa como condición necesaria» la «fortaleza» de la «institucionalidad democrática». «Las instituciones se nutren de la confianza de la ciudadanía. Mantener su prestigio, su credibilidad, su regular funcionamiento exige un leal cumplimiento por parte de todos», ha enfatizado.

En este punto, ha citado al que fuera presidente del Tribunal Constitucional, asesinado por ETA, Francisco Tomás y Valiente, quién ya avisó de que «las instituciones ganan o pierden prestigio por lo que hacen, pero también por lo que con ellas se hace».

Asimismo, ha insistido en que «el camino para superar» los retos del país es «el marcado por los valores y la unidad». «Cuando hemos hecho algo juntos, nunca nos hemos arrepentido. Así lo hicimos durante la pandemia y así lo hacemos actuando concertadamente en el seno de la UE en la solidaridad y el apoyo al pueblo ucraniano», ha señalado.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arrimadas reclama «proteger», «cumplir» y «cuidar» la Constitución ante «las amenazas» del Gobierno y sus socios
Yolanda Díaz llama a «poner en valor» la Constitución, «ensanchar la democracia» y mejorar salarios y servicios

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios