Alto cargo de Exteriores admite que la política económica europea «no tiene mucha legitimidad democrática»

Explica que es difícil tener «grandes ambiciones» en la UE cuando hay fracturas entre países y en el propio electorado

El director general de Integración y Coordinación de Asuntos Generales de la UE en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Pascual Marco, ha reconocido este miércoles que la política económica europea «no tiene mucha legitimidad democrática», porque «las políticas económicas que no tienen detrás una constituency , un electorado claro, no lo son».

El diplomático ha hecho esta reflexión mientras trataba de explicar que es difícil lanzar grandes reformas y tener grandes ambiciones en la UE cuando no hay un mandato claro del electorado.

En el caso de la política económica, ha reconocido que es «muy alemana». «Puede ser buena pero es muy alemana, responde a los intereses y a la visión de este país», ha señalado Marco durante el acto de presentación del Informe sobre el estado de la Unión Europea de 2018.

El informe, titulado Los Estados europeos ante las reformas de la Unión , aconseja a España que aproveche el Brexit y la menor influencia de Italia en Bruselas –ante el auge de partidos euroescépticos– para ganar más protagonismo en la toma de decisiones. Sin embargo, el vicepresidente ejecutivo de la fundación, Nicolás Sartorius, se ha mostrado escéptico porque cree que «las ambiciones del Gobierno no son muy largas».

El representante de Exteriores ha admitido que esas ambiciones son coartas, pero lo ha atribuido a que ante cualquier reforma que se emprende en Europa se detectan «enormes fracturas» entre países, entre los líderes y el electorado y también dentro del electorado. Entre los votantes, ha explicado, a la división izquierda-derecha se suma la de los partidos del sistema frente a los «antisistema» y ahora también una brecha de edad.

Sin un mandato claro del electorado, ha dicho, proponer una reforma es «operar en el vacío». «Es muy difícil tener grandes ambiciones cuando no tenemos un mandato claro y cada vez que levantamos la cresta el electorado le pega una bofetada a esa cresta», ha señalado.

Eso sí, ha admitido que hay que «seguir preguntando» al los ciudadanos y, aunque no ha querido hablar de política, ha reconocido que las respuestas que se están dando hasta ahora no están gustando al electorado, puesto que ya hay 130 millones de votantes populistas y nacionalistas.

NICOLÁS SARTORIUS CREE QUE LA MOCIÓN TRIUNFARÁ

Para que España aumente su ambición y su peso en Europa, Sartorius ha reconocido que hay otros factores de «incertidumbre» que no se pueden obviar en concreto «los escándalos de corrupción, la amenaza secesionista y ahora la moción de censura».

De paso, ha apuntado que él cree que la moción de censura saldrá adelante y que, en cualquier caso, España está abocada a celebrar elecciones en pocos meses. En cualquier escenario, se ha mostrado partidario de un gran acuerdo sobre los temas europeos.

Y es que, según su análisis, nacionalismos y populismos son «consecuencia de políticas erróneas» de la UE que han fallado a la hora de proteger a los ciudadanos. «O aumentamos las políticas sociales o habrá más nacionalismo y populismo», ha avisado.

Lo que no es posible, ha advertido, es que los gobiernos no controlen el Banco Central Europeo (BCE), ni la política monetaria ni la comercial y que se vean sometidos a controles de déficit y, en contrapartida, no haya políticas sociales europeas.

En una línea similar, el ex secretario general del PSOE y ex vicepresidente de la Comisión Europea ha defendido que para hacer frente al auge populista hace falta una respuesta a dos niveles: reformas europeas pero también mejoras en » la calidad de la democracia parlamentaria» en los países.

Su tesis es que los gobernantes deben acudir a los Consejos Europeos sintiéndose respaldados para poder acometer las reformas. De entrada, ha dejado claro que en el Parlamento español debe mejorar la calidad de los debates europeos.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ábalos abrirá mañana el debate de la moción de censura contra Rajoy, la segunda de esta legislatura y la más incierta
Puig defiende la moción de censura a Rajoy y niega que el PSOE haya alcanzado «ningún pacto con independentistas»