Von der Leyen pide resolver “cuanto antes” el relevo de los tres comisarios vetados por el PE

Macron carga contra la presidenta electa y la Eurocámara tras tumbar a su candidata

La caída de tres comisarios pone en riesgo que la nueva Comisión tomé posesión el 1 noviembre como previsto

BRUSELAS, 10

La presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha pedido este jueves agilizar los trámites para poder organizar “sin dilación” el relevo de los comisarios designados por Francia, Hungría y Rumanía para ocupar una cartera en el Ejecutivo comunitario, tras vetar el Parlamento europeo a los candidatos elegidos por estos tres países.

Así lo ha indicado en un comunicado difundido horas después de que las comisiones de Mercado Interior e Industria de la Eurocámara votaran en contra de nombrar comisaria a la exministra de Defensa francesa Sylvie Goulard, que está siendo investigada por el posible uso fraudulento de fondos europeos.

La comisión responsable de Asuntos Jurídicos ya había rechazado las candidaturas de Hungría y Rumanía al considerar que sus perfiles incurrían en conflicto de intereses, pero Bruselas no ha cerrado aún con estos países el relevo.

La liberal Goulard, por su parte, se sometió a dos audiencias ante los eurodiputados para tratar de superar sus dudas, pero sus explicaciones no convencieron, ni atendió a la demanda de varios de ellos que esperaban su compromiso de dimitir como comisaria en caso de ser formalmente imputada.

“Participamos en un proceso parlamentario, democrático y transparente. Propuse 26 candidatos, 23 han sido aceptados y tres no han logrado la mayoría por distintas razones”, ha indicado Von der Leyen, quien ha apuntado que las designaciones de Hungría, Rumanía y Francia “siguen por tanto abiertas”.

Para que el nuevo Ejecutivo comunitario pueda tomar posesión es necesario que sea avalado por el pleno del Parlamento europeo, que tiene que aprobar o tumbar a la Comisión como bloque.

La fecha prevista para este voto era el 23 de octubre, pero esta situación complica el calendario y se da como escenario más probable que el relevo en la Comisión, previsto para el 1 de noviembre, deba retrasarse.

Antes, cada comisario debe ser examinado por la comisión de Asuntos Jurídicos para descartar conflicto de intereses y después aprobar un examen ante la comisión parlamentaria competente en la cartera a la que aspira.

Así las cosas, Von der Leyen ha recordado que la Unión Europea se enfrenta a un periodo de grandes retos, incluido la culminación del Brexit, la gestión migratoria y la lucha contra el cambio climático, por lo que ha avisado de que no se debe frenar el programa europeo. “El reto es tal que debemos organizar sin dilación la continuación del proceso con el Parlamento para que la UE pueda reaccionar”, ha señalado.

También ha advertido de que los Estados miembro afectados y los candidatos alternativos necesitarán tiempo para “preparar con cuidado” los pasos a seguir.

Entretanto, la política alemana se ha desplazado con urgencia a la sede de la Eurocámara en Bruselas, en donde se celebra una sesión plenaria, para abordar la situación con el presidente de la institución, David Sassoli, y los líderes popular , socialista y liberal.

ENFADO DE MACRON

Macron, a quien la Eurocámara hace responsable del fracaso del sistema de Spitzenkandidaten para elegir al jefe del Ejecutivo comunitario entre los cabeza de lista a las europeas, ha señalado a la propia Von der Leyen y a los principales grupos del fracaso.

“No entiendo cómo, cuando la presidenta electa de la Comisión habla con los tres presidentes de grupo en el Parlamento Europeo y se ponen de acuerdo sobre algo, luego cambia de este modo”, ha criticado en una rueda de prensa el presidente francés.

En esta comparecencia, Macron ha asegurado que al inicio del verano propuso tres nombres diferentes a Von der Leyen, porque su interés no era el de designar a una persona concreta, “sino el de asegurar la cartera”.

Fue, según la versión del presidente francés, Von der Leyen quien pidió contar con Goulard como comisaria francesa y quien, pese a ser consciente de la “polémica”, defendió a la exministra.

De hecho, Macron ha asegurado que la presidenta electa contactó con los jefes de grupo del Partido Popular Europeo, Socialistas y Demócratas y Liberales en la Eurocámara –Manfred Weber, Iratxe García y Dacian Ciolos, respectivamente– y recibió el acuerdo de los tres para respaldar a Goulard.

Fuentes populares y socialistas consultadas con Europa Press, sin embargo, han negado esta versión. Tanto desde el PPE como desde el S&D confirman contactos con Von der Leyen para conocer el nombre de los candidatos, pero sostienen que ni Weber ni García dieron su opinión, a la espera de que los aspirantes se sometieran al examen de los eurodiputados.

“En contra de lo dicho por el presidente Macron, nunca fui consultada por la presidenta electa Von der Leyen sobre Goulard o cualquier otro nombre propuesto por los Estados miembro o su designación, que es nuestra propia prerrogativa”, ha dicho García en un comunicado difundido por los Socialistas europeos.

Print Friendly, PDF & Email
Share