Urgen más medios en la Guardia Civil de Cantabria para luchar contra la despoblación y la violencia machista

La Asociación Española contra la Despoblación y la Unión de Guardias Civiles en Cantabria han exigido a las administraciones mejoras en los acuartelamientos de la región, así como más medios económicos y aumento de efectivos para garantizar la “seguridad” de los ciudadanos en el medio rural y luchar contra lacras como la violencia de género, al tiempo que se frena la despoblación en este ámbito.

Lo han reivindicado este miércoles la presidenta de la AECD, Lidia Díaz, y el Secretario de la Unión de Guardias Civiles, Javier Nodar, en una rueda de prensa conjunta en la que han alertado de la situación del instituto armado con el cierre de cuarteles, el descenso de las inversiones y la pérdida de agentes, que convierte a quienes viven en los pueblos en “ciudadanos de segunda” respecto a los habitantes de las ciudades.

En su comparecencia ante los medios, previa a la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género -el próximo lunes, 25 de noviembre- han reclamado no solo la necesidad de que la gente disponga de servicios de seguridad “cercanos”, algo que “hoy corre el riesgo de desaparecer”, sino también especializados en esta lacra.

En cuanto a las mejoras a acometer en la Benemérita, el portavoz de la UnionGC ha indicado que lo más urgente es solventar el “grave” problema que presentan los cuarteles cántabros, ya que las “pocas” inversiones que reciben son para “paliar” los daños por los temporales de invierno, aunque “a veces no hay dinero” ni para eso, ha denunciado.

En este sentido, ha indicado que aunque el Gobierno regional y los ayuntamientos no tienen competencias en la materia eso no es una “excusa”, ya que sí tienen responsabilidades “políticas” y “morales” para exigir al Ejecutivo central que acometa la reformas necesarias en estas instalaciones.

Nodar ha indicado que aunque “ninguno” de los cuarteles de la región ha cerrado “oficialmente” algunos solo abren “un día a la semana”, como el de Los Corrales de Buelna. Así, solo están operativos 24 horas diarias los puestos de Astillero, Camargo, Castro Urdiales, Laredo, Santoña, San Vicente de la Barquera, Reinosa y Torrelavega, mientras que el resto atiende de manera parcial.

A esto hay que sumar que muchas instalaciones del instituto armado -que este año ha cumplido 175 años- parecen “del siglo XIX” y están en “peores” condiciones que las comisarías de Policía, de ahí que la UniónGC exija que se modernicen

En materia de personal, se ha “perdido” plantilla en la Guardia Civil de Cantabria, compuesta en la actualidad por más de un millar de agentes. Y aunque desde hace dos o tres años se reponen los efectivos que se jubilan, no se ha recuperado la cifra que había antes de la crisis, es de decir, que “no se ha recuperado el músculo perdido” sino que se está “intentando mantener”.

Al hilo, Nodar ha criticado decisiones “absurdas”, como que manden dos agentes de refuerzo para investigaciones a Cantabria pero destinen a otros tantos fuera, a otra comunidad autónoma, algo que ha achacado a una “falta de perspectiva” en el plan de trabajo “que da miedo”, ha apostillado.

600 MILLONES DE EUROS MENOS EN CUATRO AÑOS

“Nos están abocando a un sinsentido”, ha alertado el representante del colectivo profesional, que ha asegurado que la Guardia Civil maneja 150 millones de euros menos en los presupuestos que el Cuerpo Nacional de Policía, lo que se traduce en cuatro años -una legislatura- en 600 millones que deja de recibir el medio rural en materia de seguridad.

Ante esto, desde la UniónGC piden a todas las administraciones -estatal, regionales y municipales- que se pongan de acuerdo a la hora de reclamar inversiones para la Benemérita y que estas se ejecuten de forma “eficaz”.

Sobre este asunto, ha indicado que resulta “muy difícil” calcular qué cuantía habría que demandar dado “oscurantismo” del Ministerio del Interior en materia de seguridad, “poco permeable” a dar información solicitada al respecto y que solo facilita a las “élites”.

DIFICULTADES PARA DENUNCIAR

Por su parte, la presidenta de la Asociación Española contra la Despoblación ha reclamado igualmente a los gobiernos central y regional el aumento de partidas para la Guardia Civil y la apertura de cuarteles en vez del cierre de los mismos, más si se tiene en cuenta el envejecimiento de la población en el medio rural.

En este punto, Díaz ha indicado que en los pueblos solo denuncia el 24 por ciento de las personas mayores debido a las “dificultades” que conlleva interponer una denuncia en cuarteles que ya no son “cercanos”, y que también afectan a colectivos vulnerables como menores y mujeres.

A propósito de esto último, ha considerado que las mujeres de los pueblos sufren “una doble discriminación”, por ser mujeres y por vivir en el medio rural, y se ha preguntado al respecto a dónde acuden en caso de una urgencia en localidades de las comarcas de Campoo-Los Valles, Liébana o los Valles Pasiegos, ya que en algunos lugares la distancia hasta el puesto de la Guardia Civil más cercano es de “más de una hora”.

Print Friendly, PDF & Email
Share