Susana Díaz: “Si no eres capaz de presentar una alternativa, debes dejar gobernar”

SEVILLA, 21

La presidenta de la Junta de Andalucía y candidata a la reelección por el PSOE-A en las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, Susana Díaz, ha indicado que va a “evitar” la “política de bloques”, y ha manifestado que, “si no eres capaz de presentar una alternativa porque no tienes números, tienes que dejar gobernar”.

Así lo indica en una entrevista que publica este domingo el diario El País , consultada por Europa Press, en la que la dirigente socialista señala que no le gusta “la política de bloques”, y que éstos “se superan desde el diálogo”.

“Una vez que hablen los andaluces, pondré de mi parte para que el diálogo sea el instrumento en la Cámara”, afirma Susana Díaz, para quien “la pluralidad no puede conducir al bloqueo”, que “implica inestabilidad y retroceso”, lo cual “alimenta a los populismos de extrema derecha y de extrema izquierda que quieren poner en peligro la democracia”.

La dirigente socialista opina que “la derecha vive un periodo de radicalización”. “La radicalización del PP y de (Pablo) Casado está tirando a la radicalización de (Albert) Rivera y de Ciudadanos”, apostilla Díaz.

Sobre Podemos Andalucía, la presidenta de la Junta indica que “ha estado toda la legislatura en el enfrentamiento, en el ataque al PSOE”, y recuerda la frase de “con el PSOE ni muerta” pronunciada en su momento por la coordinadora general de la formación morada en la comunidad, Teresa Rodríguez.

“Ha sido la expresión de un antisocialismo feroz al que no le ha importado sintonizar con el PP”, considera Susana Díaz, convencida de que “los partidarios del bloqueo reflexionarán”, porque “no hay cuerpo que aguante 45 días de encanallamiento”.

Susana Díaz espera “tener una mayoría amplia” tras las elecciones del 2 de diciembre “que me permita después dialogar y romper los bloques y los bloqueos”, e insiste en que ella “nunca” utilizaría el voto de los andaluces desde una institución “para bloquear”.

En esa línea, critica que la jefa de la oposición en Cataluña y líder de Cs en esa comunidad, Inés Arrimadas, “no quiera el bloqueo de las instituciones y la inestabilidad para Cataluña y sí para Andalucía”.

A la pregunta de si es una “anomalía” que un Gobierno como el del PSOE en Andalucía “lleve 38 años en el poder”, la presidenta de la Junta responde que “lo anómalo es lo contrario de la democracia. Y la democracia es la voluntad libre de los ciudadanos”. “Decir que es anómalo es un insulto a esa voluntad”, zanja.

CASO DE LOS ERE

Sobre la corrupción, Susana Díaz insiste en que en sus cinco años de gobierno “no ha habido una mácula, una mancha” en el Ejecutivo andaluz, y opina que el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) presuntamente irregulares de la Junta “es un instrumento de desgaste que ha utilizado la derecha”.

Con todo, considera “triste” que los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán estén siendo juzgados en este caso en calidad de acusados, porque “hasta la propia derecha reconoce que no se han enriquecido”. En esa línea, Díaz agrega que “fallaron los controles, pero asumieron la responsabilidad política” y “ninguno está en ella”.

“Lo que espero es que cuanto antes se determinen cuáles fueron las responsabilidades. Y que las paguen quienes cometieron delitos”, concluye Susana Díaz sobre el caso de los ERE.

“IGLESIAS SE REPRESENTA SOLO A SÍ MISMO”

En otro orden de cosas, la secretaria general del PSOE-A se pronuncia sobre el líder nacional de Podemos, Pablo Iglesias, a quien “ha desautorizado el Gobierno”, según apunta, al tiempo que critica la “sobreactuación desmedida” del dirigente del partido morado, que “ha transitado por un camino delicado tratando de sustituir al PSOE para ahora querer colaborar”, y “está yendo más allá queriendo aparentar que es parte del Gobierno en la sombra”, cuando “Iglesias se representa solo a sí mismo”.

Sobre la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y las pretensiones de los partidos independentistas catalanes sobre la situación de los políticos presos por su papel en el llamado procés soberanista, la presidenta andaluza opina que “hay que respetar la separación de poderes, y es un disparate que alguien pretenda que el Ejecutivo coarte al poder judicial”.

También incide en que “todo el que dice sentirse defensor de la Constitución debería anteponer los intereses del país al tacticismo electoral”, y “si PP y Ciudadanos fueran tan patriotas como dicen, estarían poniendo los intereses de España por delante de sus intereses electorales” en relación a un Presupuesto “que viene a sanar cicatrices de la crisis con el salario mínimo, el apoyo a la dependencia o la sensibilidad con la vivienda en alquiler”.

Frente a ello, contrapone los Presupuestos “infames” de los gobiernos de Mariano Rajoy, que “machacaron y maltrataron a Andalucía”.

A la pregunta de si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, debería convocar elecciones si no logra consenso en las cuentas, Susana Díaz responde que “esa es una prerrogativa del presidente del Gobierno, y yo soy muy respetuosa como él lo ha sido conmigo”. “Él sabrá lo que hace” y “tiene las claves”, añade.

En esa línea, la secretaria general del PSOE-A señala que Sánchez “lo está haciendo muy bien en un momento difícil, con una aritmética parlamentaria muy complicada que él mismo reconoce”, y “le está echando voluntad”, al tiempo que se muestra “segura de que siempre defenderá la Constitución y el escrúpulo institucional”.

De igual modo, Díaz avisa de que, cuando ella crea “que en España hay un trato de privilegio a cualquier territorio, de unos ciudadanos frente a otros, levantaré la voz”.

En relación a los comentarios de la exministra y vicesecretaria del PP Isabel García Tejerina acerca del nivel educativo de los escolares andaluces, Díaz critica que la popular “ha tocado lo más sensible que tiene una sociedad, que son sus niños”, y eso le “ofende”.

No obstante, señala que “en Secundaria hay que mejorar”, pero subraya que “venimos de una sociedad que al inicio de su autonomía tenía un 14 por ciento de analfabetismo, cuando en España no llegaba al ocho por ciento”. “Se ha hecho el tránsito a mucha velocidad y todavía quedan asignaturas pendientes”, asevera, al tiempo que destaca que el fracaso escolar se ha reducido en Andalucía “en diez puntos en diez años”, y ello “con una crisis brutal, expuestos a las políticas de austeridad”.

Print Friendly, PDF & Email
Share