Satse exige más enfermeros en las UCI para poder atender mejor a los pacientes

El Sindicato de Enfermería (Satse) ha reclamado el aumento de las plantillas de enfermeros que prestan sus servicios en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), para que «no se superen, en ningún caso, los dos pacientes por cada enfermero y poder dar así una mejor atención y cuidados a los pacientes afectados por la COVID-19 y al conjunto de aquellos que sufren otras enfermedades».

A través de un comunicado, Satse señala que tres de cada cuatro Unidades de Cuidados Intensivos, también denominadas Unidades de Cuidados Críticos (UCC), en los hospitales españoles sufren un déficit de enfermeros, «superando de media la ratio de dos pacientes por profesional».

Por ello, reclama que se refuercen de cara a futuro esta unidades que proporcionan una asistencia intensiva integral las 24 horas del día a los pacientes más críticos o con alto riesgo de presentar complicaciones y que requieran monitorización continua, vigilancia y tratamiento especializado.

Según Satse, de lunes a viernes, hay una media de 2,24 pacientes por enfermero en el turno de mañana; 2,45 en el turno de tarde, y 2,67 en el turno de noche, mientras que durante los fines de semana, la ratio es de 2,48 pacientes por profesional; 2,54 en el turno de tarde y 2,73, a lo largo de la noche, si bien en un número importante de centros sanitarios de nuestro país se se alcanza la cifra de tres o cuatro pacientes por cada enfermero.

Sin embargo, según el informe Unidad de Cuidados Intensivos, Estandares y Recomendaciones del Ministerio de Sanidad, en las UCI de nivel asistencial III debería haber un paciente por enfermero; en las de nivel asistencial II, 1,6; y en las de nivel asistencial I, tres pacientes por profesional. En el conjunto del país, la mayoría de las UCI se enmarcan dentro del nivel III y II.

Print Friendly, PDF & Email
Share