Salud Mental España pide al Estado mayor inversión y recursos para que la atención a pacientes «sea la adecuada»

El presidente de Salud Mental España, Nel González Zapico, ha expresado que la crisis provocada por la Covid-19 va a afectar a la salud mental de las personas, «tanto a aquellas que tenían un diagnóstico previo como a aquellas que no»; por ello, ha afirmado, durante la Clausura del Mes de la Salud Mental, que «ahora, más que nunca, es necesario que el Estado invierta los recursos económicos y humanos necesarios para que la atención que reciban estas personas sea la adecuada».

Así, la reivindicación del aumento de los recursos económicos y humanos destinados a la salud mental en España ha sido el tema del primer webinar inaugural de las cuatro de las jornadas online celebradas por la entidad en octubre, así como la principal demanda de este Día Mundial de la Salud Mental. Además de González Zapico, en este encuentro han participado la presidenta de la Federación Salud Mental Castilla y León, Elena Briongos, encargada de leer el Manifiesto del Comité Pro Salud Mental En Primera Persona y de la Red Estatal de Mujeres; y el miembro del Consejo Consultivo de la Confederación, Fernando Lamata.

La siguiente jornada, llamada Educación: motor del cambio hacia el bienestar emocional , ha contado con la presencia del profesor de Psicología Evolutiva y de la Educación y coordinador de EMOCREA-ULL, Antonio Rodríguez, y el adjunto a la Secretaría de Salud Laboral y Medio Ambiente de la Federación Estatal de Enseñanza de CCOO, Rafael Páez.

Rodríguez ha explicado que «el objetivo es trabajar con los niños y niñas de manera efectiva para que sepan tratar con sus emociones y asumirlas. ¿Cómo un niño o una niña va a aprender si tiene el corazón partido?». Páez, por su parte, ha reflexionado sobre los retos a los que se enfrenta el profesorado en la actualidad, destacando que «el ámbito laboral afecta a la salud» y que «no estábamos preparados emocionalmente para la pandemia».

El tercer webinar , bajo el título Vulnerables: hacer visible lo invisible , ha analizado las dificultades a las que se enfrentan determinados colectivos respecto a la salud mental, que son especialmente vulnerables por diversos motivos.

Para analizar esta situación, la sesión ha contado con las ponencias de la psiquiatra y responsable de Salud Mental en Médicos Sin Fronteras-OCBA (Centro Operacional Barcelona-Atenas), Cristina Carreño, y del coordinador del Área de Salud Mental del Programa Hábitat de Hogar Sí, Pablo Marchesi.

Carreño, por su parte, ha hecho hincapié en que el origen de un problema de salud mental es multicausal, y fundamentalmente exógeno a la persona, «de ahí la importancia de trabajar adaptándonos al entorno y al contexto de la persona, a sus necesidades concretas en cada momento y contando con los recursos y profesionales de su comunidad». Por otro lado, Marchesi ha explicado el recurso de Housing First que ofrece su entidad, y que consiste en ofrecer a las personas sin hogar una vivienda como primer recurso, «esencial para la recuperación de un problema de salud mental».

La última sesión, Salud mental y empleo: un derecho en cuarentena , ha contado con la participación del miembro del Comité Pro Salud Mental En Primera Persona, Ángel Urbina, y el Jefe del Departamento de Proyectos de Fundación ONCE, Alberto Vaquero.

Urbina, que forma parte de la minoría de personas con problemas de salud mental que trabaja en el mercado ordinario, ha señalado, respecto al empleo, que «ha sido uno de los factores fundamentales» que le ha permitido construir su identidad. «Para las personas con problemas de salud mental, es una herramienta de recuperación, y permite ser parte activa de la sociedad», ha subrayado. Vaquero, por su parte, ha asegurado que «todos tenemos derecho a la salud mental» y que esto es algo que hay que interiorizar y exigir.

Print Friendly, PDF & Email